Mamaní haciendo de las suyas, Dantur en la esquina superior derecha.

Se trata del auxiliar fiscal de la Delegación Fiscal de Apolinario Saravia, Sergio Ariel Dantur. El Ministerio Público aplicó la sanción tras comprobarse que “mantuvo diálogos” con el comisario Walter Mamaní, imputado por la presunta comisión de varios delitos.

Brevemente, el comisario Walter Ezequiel Omar Mamaní, a mediados del año pasado se vio envuelto en un caso bizarro. Mientras patrullaba las calles de Apolinario Saravia junto a otros efectivos intentó realizar una detención ilegal, pegó tiros al aire y luego intentó armar una causa asegurando que un muchacho que manejaba una camioneta quiso atropellarlo. El muchacho, casualmente, es hijo de la dueña de un canal de televisión que había cuestionado el accionar de Mamaní y los policías a su cargo.

Municipalidad de Salta

Con lo que no contaba el comisario, era que todo había quedado registrado por las cámaras de seguridad. Las imágenes mostraban cómo Mamaní y sus subordinados intentaban detener al joven de la camioneta sin que este hubiera dado motivos -como alegaron los uniformados: el muchacho viajaba a alta velocidad por las calles del pueblo, lo cual era mentira- para luego pegar tiros al aire y perseguirlo hasta su domicilio, donde el propio Mamaní se puso a dañar la camioneta talvez con la intención de dar credibilidad a sus dichos. Esto también fue captado por las cámaras de seguridad.

Cuando se comprobó la maniobra de Mamaní, la familia del muchacho hizo la denuncia. Con los registros de las cámaras de seguridad quedaba más que clara la intención del comisario: armar una causa. Ahí es donde entra la figura de Sergio Ariel Dantur.

Con una ayuda de mis amigos

Mientras Mamaní era imputado por la presunta comisión de los delitos de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad (dos hechos), falsedad ideológica (dos hechos) y vejaciones agravadas con fines de venganza, todo en concurso real con coacción en calidad de autor; Dantur se desempeñaba como auxiliar fiscal de la Delegación Fiscal de Apolinario Saravia, a las órdenes de la fiscal Verónica Simesen de Bielke. Desde ahí tenía acceso a lo que sucedía con la causa del comisario, a quien contactó más de una vez pues se comprobó que tenían charlas por WhatsApp.

Según las investigaciones, Dantur “asesoró” a Mamaní “al darle su punto de vista e inclusive informarle sobre medidas probatorias producidas”. Pero eso no es todo, sino que también “le ofreció la llave de la dependencia fiscal para que el funcionario policial compulse las actuaciones”. Todo esto surgió de las pericias realizadas en los teléfonos celulares.

Imputación, sumario y despido

En diciembre del año pasado la fiscal de Derechos Humanos, Simesen de Bielke, realizó la imputación contra Dantur por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado, en concurso real. Posteriormente el procurador general de la Provincia, Abel Cornejo, ordenó el sumario administrativo en su contra.

El informe final de la Instrucción del Sumario precisó la responsabilidad de Sergio Ariel Dantur por las faltas imputadas y corroboradas, con la recomendación de la aplicación de la sanción disciplinaria de cesantía, conforme la jerarquía y las funciones legalmente encomendadas en el ámbito del Ministerio Público Fiscal.

De acuerdo al sumario, Dantur también infringió la normativa que establece su obligación de guardar reserva de todo asunto de servicio, extremándola cuando lo requiera la naturaleza de la cuestión o lo indiquen las instrucciones del superior jerárquico; cuidar de los bienes estatales y/o privados que le fueran confiados con motivo de su función y velar por la economía y uso racional de los mismos; comunicar a su superior jerárquico inmediato por escrito y con su firma, cualquier irregularidad que pueda afectar los intereses del Ministerio Público y retirar o emplear con fines particulares bienes del Ministerio Público sometidos a la guarda del agente, funcionario o Dependencia en la que se desempeña. Todo ello, en función de la Ley 7712, que establece la responsabilidad personal del Auxiliar Fiscal por el buen desempeño de sus funciones.

Por todo lo anterior, desde el Colegio de Gobierno del Ministerio Público aplicaron la sanción de cesantía al auxiliar fiscal. Con la sanción aplicada, señalaron, “quedó extinta la relación laboral de Dantur con el organismo”.