Cintia Fernández.

La policía es Gimena Antonia Núñez quien ya está detenida por el delito de falso testimonio. La fiscal María Luján Sodero Calvet, amplió la acusación por el delito de encubrimiento agravado en concurso real con el delito de falso testimonio.

Siguen las repercusiones del juicio por el caso Cintia Fernández que terminó con la condena al ex policía Mario Condorí y la imputación a ex compañeros de trabajo de este. Es el caso de Gimena Nuñez quien prestó declaración en ese juicio y negó haber realizado maniobras tendientes a entorpecer el accionar de la justicia en el marco de la investigación por el homicidio de Cintia Vanesa Fernández.

Sin embargo, la fiscal sostiene en la acusación que puede advertirse que la oficial de la Policía de la Provincia afectó directamente la administración de justicia al impedir y perturbar tanto la individualización del verdadero responsable del homicidio como la reunión de elementos de convicción tendientes a reconstruir el hecho delictivo, dirigiéndose con su accionar comisivo y omisivo a facilitar la impunidad del imputado Mario Federico Condorí.

Sostiene que existió un claro direccionamiento de la investigación del homicidio de la joven, evidenciado por las omisiones del informe de la imputada, la omisión de cumplir con diligencias investigativas básicas, las anotaciones tendientes a vincular a Puca, a desprestigiar a la víctima y a su madre y las que encaminaban a desdibujar la responsabilidad de Condorí.