Condorí, de espaldas, en la sala de juicio

Fue uno de los testimonios más relevantes en la quinta jornada del juicio contra Mario Federico Condorí por el asesinato de la joven en Parque La Vega.

Ayer viernes 17 de mayo tuvo lugar la quinta jornada del juicio por el asesinato de Cintia Fernández, acaecido en 2011. Declararon en total ocho  testigos citados por las partes, entre los que se contaban dos peritos y oficiales jefes de la Policía de la Provincia.

Sin dudas la declaración que más repercusiones tuvo tanto en la prensa especializada como en el resto de los asistentes a la sala de juicio fue la de la en Criminalística que en 2011 se desempeñaba en el Departamento de Criminalística de la Policía de la Provincia e integró el equipo que trabajó realizando la inspección ocular ante el hallazgo del cuerpo.

Según detalla el sitio web Fiscales Penales, la licenciada explicó que cuando arribaron al departamento de Fernández, y entraron en la habitación “encontraron una almohada con putrilago y fauna cadavérica a una distancia de un metro y medio del cuerpo, lo que indica que estuvo en contacto con el cuerpo cuando entró en descomposición y que fueron movidas antes del trabajo de los criminalistas”.

La especialista señaló  que “la escena, tal como la encontramos, no era la original”, además rescatan que comentó que  la ropa de cama que se encontraba fuera de lugar, y también se encontró restos de putrilago en el piso, distante del cuerpo.