La mesa del remate en la Biblioteca Provincial (Foto: Pablo Bellido)

Cerca de 40 mil títulos iban a estar disponibles. El evento fue un éxito celebrado por la organización aunque hubo ciertos inconvenientes.

Cientos de personas se dieron cita este mediodía en inmediaciones de la biblioteca provincial ubicada en la esquina de avenidas Sarmiento y Belgrano. Desde las primeras horas de la mañana se comenzó a formar una fila para el esperado remate.

La oferta era inmejorable: usted, por un bono de 100 pesos, podía levarse todos los libros que quisiera. Eso alentó a una gran masa de público que se bancó el frío y esperó pacientemente hasta dos horas para llegar a la mesa donde estaban los libros. Esto puede al menos derivar en un par de consideraciones: en Salta hay una avidez importante por la lectura, la gente quiere libros, pero en estas condiciones económicas, cada vez se hace más difícil acceder a ellos. Entonces poder adquirir 5 o 10 ejemplares por un precio tan módico es muy tentador.

La mecánica era sencilla, una vez que se realizaba la fila, llegaban a un mesón largo donde los libros estaban en exposición, ahí, por turnos, podían retirar los que desearan. Según informaron a CUARTO, la espera en algunos casos llegó a durar unas dos horas y la fila daba la vuelta a la esquina, llegando inclusive hasta la intersección de calles Güemes y Güemes. En las redes sociales, desde la Coordinación de Bibliotecas y Archivo de Salta, compartieron un video en el que se observaban una gran fila sobre avenida Belgrano. “Nos explota el corazón de alegría al ver tantísimas personas que aman los libros y que aman leer”, escribieron en ese posteo.

Quienes llegaron primero sin duda pudieron llevarse la mejor parte, si bien eran miles de libros disponibles, con el pasar de las horas, las opciones fueron reduciendo. Después de las 14.30 fue cuando todo comenzó a desvirtuarse: “todavía no llegamos a la esquina de la puerta principal de la biblioteca y desistimos. Nos estamos yendo porque pésimo, cada vez te apuran más; sí, está avanzando más rápido la fila, pero ya no hay opciones de libros, te ponen menos cantidad, parece que no calcularon que iba a venir tanta gente y ahora los están restringiendo”, comentó uno de los asistentes al lugar, que se retiró evidentemente ofuscado, luego de esperar al menos unas dos horas.

😍❤️Nos explota el corazón de alegría al ver tantísimas personas que aman los libros y que aman leer ❤️😍….#festivaldellibro #libros #lectura #leeresplacer #expurgo #felicidad #salta #vacacionesdeinvierno

Publicado por Coordinación de Bibliotecas y Archivo de Salta en Sábado, 6 de julio de 2019

Pro