El objetivo del gobierno nacional es que los cortes se vendan a los titulares de este medio de pago con un descuento de $100 por kilo.

El gobierno nacional convocó a los frigoríficos y a otros integrantes de la cadena bovina con la intención de poner en marcha algún mecanismo que beneficie a los tenedores de la Tarjeta Alimentaria y que además sirva para estimular el consumo.

Funcionarios nacionales encabezados por la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, mantuvieron una reunión con representantes de la industria frigorífica, carniceros, productores ganaderos, consignatarios de hacienda, supermercados y sindicalistas del sector. “El anhelo de la funcionaria, es lograr que las personas beneficiarias paguen alrededor de $100 menos el kilo de carne. De esta suma, una parte se haría cargo el gobierno devolviendo el IVA al tenedor de la Tarjeta” explicó Javier Peralta, quien participó del encuentro en representación de la industria frigorífica de consumo.

Hay rumores de que el gobierno podría anunciar la inclusión de la carne dentro de la tarjeta social. Esta tarjeta alimentaria es un medio de pago del Banco Nación que le permite a su titular comprar cualquier tipo de alimento, excepto bebidas alcohólicas. Se puede usar en cualquier establecimiento que acepte este medio de pago.