Manuel Cornejo.

Manuel Cornejo ya había sido señalado por ofrecer 500 pesos por cada voto a favor suyo. Ahora en pleno acto de campaña pidió a los asistentes anotarse con el DNI para un sorteo de terrenos fiscales. Cornejo busca su cuarta reelección.

El hombre que busca ser reelegido por cuarta vez sufrió una dura derrota en las PASO provinciales del 6 de octubre pasado: 1.189 votos que representaron el 11,38% del padrón. Sus números fueron tan malos que hasta la precandidata peor posicionada del frente “Sáenz gobernador” cosechó más voluntades que él: 1.263 votos, por debajo de Querubín Sosa que salió segundo en ese frente con 1.319 sufragios; mientras el triunfador fue Carlos Folloni que reunió 2758 votos convirtiéndose en el candidato del espacio. Cornejo también quedó por debajo del candidato del Partido de la Victoria, Nicolás Taibo, que cosechó 1756 votos y del candidato de Kolina, Leonardo López, que reunió 1.316 voluntades.

Desesperado, Manuel Cornejo salió a la caza del voto en ese municipio. Lo hace mancillando el sistema democrático al buscar comprar las voluntades de quienes viven una situación desesperante en lo económico. Primero se lo denunció por ofrecer 500 pesos por cada voto que engorde su intento reeleccionista. Como suele ocurrir en estos casos, el señalado negó la acusación. Lo que no podrá negar es cómo en medio de un acto muy suelto de cuerpo pidió a los asistentes que presenten el DNI para anotarse para el sorteo de 1000 lotes sociales que no sólo son fiscales, sino que carecen de servicios y muy probablemente ni siquiera sean entregados si es que la desvergüenza logra remontar el cómodo sexto puesto conseguido en las PASO.