El “Padre Pablo” consiguió casa y comida, hasta un ayudante e intentó dar una misa. Le dieron la cana antes.

Su nombre verdadero es José Nicolás Rodríguez, tiene 35 años y está domiciliado en barrio Santa Ana, de Salta Capital. Por un tiempo se lo conoció en Campo Quijano como “Padre Pablo”, y también se sabe que usaba el alias “Sergio López”.

Municipalidad de Salta

Este sujeto se presentó en la localidad conocida como El Portal de Los Andes como un sacerdote recién llegado al pueblo. Así se ganó la confianza de los feligreses quijaneños, al punto que una mujer le dio hospedaje y comida gratis. Incluso estuvo a punto de dar una misa en la iglesia de Río Blanco, donde ya había conseguido un ayudante, pero se conoció la treta antes.

Según detalla el sitio “La llave del Portal”, este seudo cura “falló en algunos conceptos del sacramento -no tenía idea, dijeron los fieles- y levantó sospechas”. Entonces la mujer antes citada comenzó a hacer algunas averiguaciones respecto al pasado del Padre Pablo, y se dio con que este no existía en ningún registro eclesiástico la notificación del arzobispado sobre cambios en la parroquia del pueblo.

Señalan que la artimaña de Rodríguez consistió en hacerse pasar como si estuviera al tanto de “las formas propias de un sacerdote y el conocimiento de datos sobre parroquias y nombres de otros curas”. Pero tras una simple constatación se cayó les fue la fe y realizaron la denuncia policial. Por ello el falso cura terminó demorado en la Comisaría 108 pero liberado por orden de fiscalía, indica el medio de Campo Quijano. También informan que “la causa seguirá curso por la usurpación de título y la investigación de un robo a otra vecina de Capital”.