Campo Quijano | Por una polémica orden de desalojo, familia indígena vive en una carpa sobre el río

La decisión del juez de garantías Diego Rodríguez Pipino podría tener errores de interpretación. El comunicado del Consejo Pueblo Tastil a favor de la familia.

Hace 9 días el juez de garantías Diego Rodríguez Pipino ordenó el desalojo de una familia de la comunidad originaria de Los Alisos, ubicada a unos 10 kilómetros de Campo Quijano.

El magistrado hizo lugar a un reclamo por ese inmueble rural e interpretó que la presentación de los imputados acerca de que son parte de los pueblos originarios era falsa. Entonces, los Martínez tuvieron que instalarse en una carpa al costado del río, mientras su preocupación crece al ver que otra familia podría ocupar su casa.

Sin embargo, podría haber un revés a la decisión judicial. Resulta que la orden estaba dirigida a un tal Jorge Martínez, pero en su lugar desalojaron a Irene Martínez. El primero ni siquiera figura como integrante de la comunidad, al contrario de la segunda quien sí acredita pertenecer a Los Alisos.

“Irene y su familia son integrantes de esta comunidad originaria, perteneciente al Consejo del Pueblo de Tastil. Igualmente se ordenó el desalojo. Entendemos que esta resolución judicial carece de sustento, es un fallo fuera de derecho”, señaló Manolo Copa, quien integra el consejo de Tastil.

Ahora interviene también el ministro de Gobierno Marcelo López Arias, quien se acercó a calmar las aguas para evitar un corte de la ruta nacional 51. Además, el Ministerio de Asuntos Indígenas debería recurrir la decisión del juez Rodríguez Pipino y lograra que la familia Martínez pueda volver a su casa ancestral