Campo Quijano | Granja avícola clausurada por contaminar y no tener habilitación

La granja antes de la clausura (Foto: Nuevo Diario)

Tras varias denuncias de los vecinos, intervinieron la municipalidad y SENASA. Realizaron las inspecciones correspondientes y constataron el mal funcionamiento de las instalaciones.

La semana pasada una nota publicada en Nuevo Diario daba cuenta del estado de esta granja ubicada en Barrio San Antonio. La acumulación de guano producido por las aves llegaba hasta un metro de altura.

Esta situación, según los denunciantes, acarreaba proliferación de moscas y sus larvas, efluentes líquidos filtrados suelo y subsuelo; emanación de contaminantes aéreos; olores nauseabundos. En definitiva: contaminación ambiental y problemas de salud.

El terreno, cuyo propietario es Juan Francisco París, está muy cerca de una salita de emergencias y la zona donde juegan muchos niños. Esta situación también alertó a los denunciantes.

Pasaron los días y el intendente Manuel Cornejo se reunió con los vecinos para mostrar las acciones que había realizado la Municipalidad ante las denuncias. El funcionario municipal aseguró que se habían realizado al menos cinco actas de inspección señalando las diversas irregularidades.

En un acta de inspección hecha por la  Municipalidad de Campo Quijano en mayo pasado, el dueño de la granja aseguraba que la habilitación de SENASA se encontraba “en trámite”.

Luego de que la denuncia tomara estado público, y los medios hicieran eco de la noticia, el SENASA tomó nota, fue al lugar y optaron por la clausura, que si bien no es definitiva, obliga a los dueños del lugar a poner las cosas en regla.

“El procedimiento a seguir determinará si finalmente hay una clausura definitiva de la granja”, finaliza la nota del “diario chiquito”.