Campesinos/as hacia la capital salteña | Un ministro fue a su encuentro, pero ellos quieren hablar con Gustavo Sáenz

Partieron el lunes desde Fortín Dragones para sensibilizar a políticos y ciudadanos sobre el drama que viven ante la voracidad de los terratenientes. En Embarcación se reunieron con el ministro de la producción y hoy decidirán cómo continúan.

Los hombres y mujeres de la tierra marchan y le dijeron basta a la voracidad de los terratenientes que respirando dinero y beneficios pretenden dejar sin sus tierras a cientos de familias campesinas que durante generaciones habitan y trabajan un puñado de hectáreas.

Partieron el lunes desde la localidad de Fortín Dragones y ayer arribaron a Embarcación. Hasta allí llegó el Ministro de la Producción de la provincia, Martín de los Ríos, quien en horas de la siesta se reunió con los/as referentes campesinos y campesinas del Frente Nacional Campesino quienes le expusieron al funcionario sus demandas: fin de los desalojos judiciales y extrajudiciales; mensuras y titularización de las tierras campesinas; obras de acceso al agua para la producción y uso doméstico; infraestructuras para el mejoramiento de la producción; apoyo a la juventud campesina para favorecer el arraigo; innovación tecnológica; energía eléctrica y conectividad.

Tras la reunión, los y las campesinos difundieron un comunicado con las conclusiones. Entre ellas se destacó la solicitud de “una reunión en forma urgente con el Gobernador Saenz para definir agenda de trabajo” para lo cual se formó una comisión de representantes para la eventual reunión. No obstante, el mismo comunicado aclara que los representantes campesinos harían una pausa en la marcha en la ciudad de Embarcación hasta hoy al mediodía cuando se reunirán en asamblea para definir pasos a seguir.

“Como resultado del extenso dialogo se rescatan varias coincidencias y algunos interrogantes, los presentes evalúan el encuentro como un paso positivo, pero se necesita mayores garantías para llevar adelante un trabajo coordinado con las instituciones locales, provinciales y nacionales”, reza el escrito que finaliza pidiendo la “solidaridad de la comunidad y la presencia de legisladores provinciales y nacionales”.