Juventud suspendió al colaborador que agredió a hincha sordomudo

El club emitió un comunicado en el que rechaza la violencia y aseguró que si el agresor reincide podría tener una sanción «aún mayor».

Vergüenza es lo mínimo que produce la noticia de un hincha de Juventud Antoniana, colaborador del club, que agredió a otro por no gritar un gol del equipo en el clásico contra Central Norte de la semana pasada. El solo hecho de la agresión por semejante razón ya es para el bochorno, pero hay más: el agredido es sordomudo, no puede gritar goles.

Ante esto, luego de varios días de silencio, el club Juventud Antoniana no tuvo otra opción que emitir un comunicado con una decisión.

«Ante los hechos de público conocimiento originados el día miércoles 24 de Agosto en sectores de platea del Estadio Martearena, el Centro Juventud Antoniana recuerda que repudia todo acto de violencia física y/o verbal por lo cual informa que el socio que se vio implicado en el hecho de esas características hacia un simpatizante con discapacidad auditiva y colaboraba en la institución con trabajos puntuales, fue separado de sus tareas habituales, suspendido por el plazo de 12 meses en su condición de socio activo e inhabilitado para formar parte de todas las actividades que organice el club, dentro y fuera de sus instalaciones, con aviso además, de una sanción aún mayor en caso de reincidencia», aseguró el club, que finalizó el mensaje comunicado a través de las redes pidiendo que «todos juntos, erradiquemos la violencia».

La sanción a todas luces parece escasa, dado la gravedad del asunto y la irracional conducta del «colaborador». Para colmo, medios locales aseguraron en los últimos días que no sería la primera patinada del agresor. ¿Hasta cuándo?