Biólogo salteño desmiente a mineras | Asegura que si la actividad cumple con las normas, la Ley de Humedales no las afecta

Se trata de Enrique Derlindati, quien salió al cruce de las “advertencias” mineras sobre el potencial perjuicio en el rubro de la ley que se debate en el congreso nacional.

La Ley de Humedales reavivó la polémica entre ambientalistas y sectores productivos. Los primeros alertan desde hace tiempo sobre la necesidad de una normativa que ordene el territorio y proteja los humedales. Quienes se oponen a su sanción argumentan que se busca prohibir actividades productivas en el ecosistema y boicotear el desarrollo.

Por su parte, la vicepresidenta de la Cámara de Minería de Salta, Fernanda Fraga, sostuvo por Profesional FM que la ley tiene una definición de humedales incorrecta y pidió que se excluya a los salares, porque al tratarse de un recurso mineral carece de vida.

Consultado por FM Profesional sobre ese tipo de afirmaciones, el biólogo salteño, Enrique Derlindati aclaró que esto no es cierto. Según el especialista, los salares son humedales y son aquellos lugares que concentran la mayor biodiversidad de los sistemas andinos. Además, detalló que los salares controlan y regulan el clima, al igual que regulan el carbono. Recordó que todos los sistemas fluviales llegan hasta el salar, donde se acumula y regula toda el agua dulce del sistema dónde habitan un sinfín de animales autóctonos.

Por otra parte, el biólogo desestimó la advertencia de los mineros sobre la paralización de la actividad, y explicó que el objetivo de la ley es regular y evitar que los humedales se sigan consumiendo. En ese marco, cuestionó que las empresas realicen ese tipo de afirmaciones sobre una iniciativa que busca el desarrollo sostenible y aseveró que si están cumpliendo con el cuidado del medio ambiente, no tendría que preocuparles esta reglamentación.