Junto a otros cómplices habría realizado una transferencia ilegal hacia otra entidad. Hay otros tres detenidos, entre ellos un policía.

Pasado el medio día de este viernes se conoció por parte del Ministerio Público Fiscal de Salta la detención y posterior imputación de Ricardo Gabriel Fath (34); Andrés Esteban Fath (30) y Jesús Ángel Mendoza (62). El primero es gerente de Banco Macro Sucursal Tribunales, y el segundo Asistente Operativo de la misma sucursal. Junto a Mendoza se les investiga por la comisión del delito de fraude a la administración pública y falsedad de instrumento público, todo en concurso real y en calidad de coautores. En la misma causa ya estaba involucrado el comisario Hugo Alberto Colantuono.

Municipalidad de Salta

Los hermanos Fath y Mendoza fueron detenidos el jueves, luego de distintos allanamientos coordinados por el Departamento de Investigaciones y Criminología del CIF; mientras que Colantuono fue detenido e imputado la semana pasada.

La justicia determinó que “los imputados actuaron de común acuerdo y con división de tareas y ejecutaron la maniobra defraudatoria, consistente en presentar ante el Banco Macro Sucursal Tribunales un oficio apócrifo, en el que se consignaba la cancelación de un plazo fijo judicial y posterior transferencia por la suma de U$S 298.898,07 (doscientos noventa y ocho mil ochocientos noventa y ocho dólares con siete centavos). La transferencia se realizó desde la cuenta perteneciente a un juicio sucesorio en trámite ante el Juzgado de Primera Instancia Civil y Comercial Primera Nominación, a una cuenta caja de ahorro en dólares del Banco Masventas, de titularidad de Colantuono”.

Más adelante señalaron que Fath y Mendoza “realizaron los trámites correspondientes en la entidad bancaria para concretar la trasferencia al Banco Masventas. Tal operación, permitió que Colantuono pueda disponer del dinero, de manera discrecional”. También describieron que la maniobra “contó con la participación de Andrés Esteban Fath, quien en su calidad de hermano del coimputado Ricardo Gabriel Fath y a su vez, efectivo policial dependiente laboral de Colantuono, permitió acceder a la información bancaria; ejecutar la maniobra pergeñada y finalmente, apropiarse de la importante suma de dinero”.

Por todo esto llevó a la fiscala penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas Odorisio, a considerar que hubo “un perjuicio patrimonial de importancia a la Provincia de Salta, en razón de haberse declarado vacante la herencia de Vanja Dvornik, fallecida en enero de 2014”.