Ballet Clásico de Salta | Los despedidos continúan con los reclamos

Foto: Salta 12.

Son ocho trabajadores. Piden respuestas formales y soluciones. Además, cuestionan las formas en las que quedaron afuera del cuerpo de baile.

Los ocho despedidos del Ballet Clásico de la Provincia continúan con los reclamos. Este viernes se refirieron al tema en Cuarto Oscuro, nuestro programa de radio de FM La Cuerda que se emite de lunes a viernes de 11 a 13 horas.

Además, los trabajadores acercaron hasta nuestra redacción una nota en la que explican la situación actual en la que se encuentran y reiteran las críticas al área de Cultura, sin dejar de remarcar las irregularidades que observan en el proceso de su desvinculación.

«No hubo respuesta formal a los pedidos en las notas, tanto como actas con puntajes y devoluciones justificando nuestros despidos y por temas veedores que por público conocimiento son fundamentales para la realización de un concurso desde el inicio del mismo», asegura el texto en el comienzo.

Los trabajadores consideraron que las respuestas que llegaron desde la secretaria de Cultura Sabrina Sansone «no están a la altura de una circunstancia como esta». «Porque a pesar de que el concurso se tendría que haber frenado por la presentación de impugnación, tanto como de gremios, como la presentación de irregularidades de parte nuestra, la secretaría de Cultura o el instituto a cargo siguieron como si nada con dicho concurso, continuándolo así a pesar de dichas irregularidades», explican.

Las irregularidades que los trabajadores despedidos detectaron durante el concurso que los dejó afuera son las siguientes, según detallaron:

a) Veedores no presentes desde la primera instancia.
b) No se tuvo los protocolos adecuados para dicho concurso
c) Despidos en pandemia. No se respetó el decreto de necesidad y urgencia respaldado por la Constitución Nacional. Consideran que por mas que hayan sido contratos de dos años que se vencían, judicialmente se siguen tomando como despidos.
d) Persecución laboral, ya que los 8 bailarines en su mayor parte, estaban involucrados en pedir mejoras laborales.

«Viendo lo sucedido o las acciones tomadas por parte de la Secretaría de Cultura sobre dicho concurso y dicha situación, se muestra la poca eficiencia funcionaria y no estar a la altura de las circunstancias», agrega el texto.

«El 29 de abril fue el día internacional de la danza, un día que conmemora y hace lugar a reconocer que la DANZA ES TRABAJO, donde se lo reconoce al bailarín con su preparación y su desempeño, y desde nuestro lugar tratando de quitarlo de ese lugar de vulnerabilidad y precarización laboral, donde irónicamente hace un mes pasa esto en un concurso, un concurso donde se despidieron 8 bailarines titulares (que ganaron su concurso de ingreso a la compañía años anteriores) a pesar de que había 10 cargos disponibles de ingreso, lo cual hasta hoy no hay una justificación formal y coherente con respecto a su puntajes o devoluciones, donde entre ellos hay una primera bailarina, bailarines solistas y cabezas de fila en cuerpo de baile y bailarines con más de 8 años de antigüedad, dando referencia a que no hubo parámetros», sigue.