Foto: LID

Uniformados de la Policía de Salta dispararon contra quienes se encontraban en la vereda de una casa.

Durante el fin de semana pasado una nueva denuncia contra la brutalidad policial tuvo lugar en la ciudad. Esta vez fueron vecinos del barrio 20 de Febrero quienes presenciaron el episodio.

Según detalla La Izquierda Diario, una de las testigos detalló que alrededor de las 9 de la mañana del domingo un grupo de jóvenes se hallaba en la vereda de un domicilio cuando desembarcó un par de patrullas con alrededor de una docena de uniformados: “Vino la Policía directamente a reprimirlos. Nosotras vivimos a la vuelta y escuchamos 10 tiros que parecían bombas”, comentó la vecina.

Entre los heridos habría un joven de 23 años a quien le dejaron una pierna muy lastimada. Incluso piensan que por el tenor de la herida, no fueron balas de goma las que utilizaron. “Para mí que le dieron con la reglamentaria, con la 9 milímetros, porque le volaron un pedazo de pierna, se le veía el hueso”, aseguró.

Una versión complementaria es la que rescata diario El Tribuno, medio que publicó una crónica policial al respecto. Ahí narran que el hecho tuvo lugar en el pasaje Saravia, entre calles 12 de Octubre y O’Higgins. Según relata el cronista, un grupo de personas arrojó “diferentes elementos contundentes, lesionando a un efectivo y ocasionando daños en el vehículo policial”.

También refieren a que “Cuatro personas que se encontraban en el lugar huyeron en un automóvil a gran velocidad, siendo demoradas en cercanías del hospital San Bernardo”. Incluso constatan que hubo un herido atendido en el hospital, que fue detenido junto a quienes lo habrían llevado hasta el lugar.