Imagen: Captura transmisión en vivo Que Pasa Salta.

Además de convertirse en la primera intendenta de la ciudad, Bettina protagonizó un hecho poco remarcado: fue la jefa comunal más votada de la historia capitalina.

Entre impuestos y erigidos por voto popular o en una mesa chica de gran poder, en la historia de la ciudad de Salta hay registro de 101 intendentes entre los años 1857 y 2019.  Un buen resumen de ellos es el realizado por José de Guardia de Ponté, Raquel Adet y Elisabet Cabrera. Fue publicado en portaldesalta.gov.ar y muestra una extensa lista de jefes comunales que comienza con Juan Manuel Arias Cornejo (enero de 1857 – diciembre de 1858) y culmina con Miguel Isa que gobernó la ciudad desde el año 2003 hasta diciembre del 2015.

La lista debe actualizarse con las figuras que entre 1810 y 1857 concentraban en los hechos el gobierno de la ciudad y de la provincia cuyos límites geográficos variaban según la tumultuosa historia nacional, más el gobierno de Gustavo Sáenz que asumió en el año 2015. Con este último, la lista de intendentes registrados por los documentos históricos llega a los 101, siendo Bettina Romero la jefa comunal 102. Es la primera mujer en ocupar ese cargo cristalizando y potenciando el proceso en marcha del movimiento de mujeres que empezó con los movimientos por la igualdad de derechos y la revolución sexual, hasta la paulatina incorporación al mercado laboral y el acceso a los centros de decisión políticos que, sin embargo, sigue siendo hegemonizado por hombres.

A ese mérito, debe sumársele otro de estricto orden político – electoral: es la jefa comunal que accedió al cargo con el mayor porcentaje de votos en la ciudad desde que en el año 1987 se habilitara a los ciudadanos a elegir en elecciones a sus intendentes. Bettina Romero cosechó el 10 de noviembre un total de 148.964 votos (52,60%), casi el doble de su inmediato perseguidor: David Leiva que con 78.124 votos alcanzó el 27,59% de los sufragios.

Esa condición quedó opacada por la extraordinaria elección de Gustavo Sáenz en la Capital provincial donde nucleó el 62% de los votos. No obstante, si se comparan los números de Bettina en el 2019 y los reunidos por el propio Sáenz en el 2015 para la misma categoría, el resultado de la primera adquiere importancia de cara al futuro: casi 35.000 votos más que los cosechados por el actual gobernador en el año 2015 cuyos 116.000 sufragios significaron un 41% del padrón capitalino. Con esos números, resulta difícil soslayar algunas de las certezas que deben atravesar a la propia Bettina y a su entorno de mayor confianza: la posibilidad de seguir creciendo y aspirar en el futuro cercano a la propia gobernación.