OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los bloques del kirchnerismo, el massismo y el peronismo cuestionaron el proyecto que enviará el oficialismo para que se trate en las sesiones extraordinarias de febrero.

El proyecto gubernamental de reforma del Régimen Penal Juvenil que incluye la reducción de la edad de imputabilidad podría fracasar en el Congreso, de acuerdo al reporte realizado por medios nacionales entre legisladores opositores.

Diputados del kirchnerismo, del massismo y del peronismo ya se expresaron en contra. La ex ministra de Seguridad y diputada de Unidad Ciudadana, Nilda Garré, sostuvo que el proyecto es “marketinero” y consideró que “se quiere sobredimensionar el problema de la inseguridad, esto no es negar que existe, es grave y hay que darle solución, pero es complejo y no se resuelve con medidas efectistas ni marketineras”.

El jefe de bancada de Argentina Federal, Pablo Kosiner, expresó que es “difícil” que el proyecto se debata este año y consideró que “siempre lo penal tienta a muchos a un discurso de impacto electoral”. Y Graciela Camaño del Frente Renovador, que en 2016 presentó una propuesta para bajar a 14 años la edad de imputabilidad, criticó que “el gobierno impulse el tema en un año electoral”.

En el Senado, por el contrario, el proyecto tendría mejor recepción. “Estoy de acuerdo en discutir un Régimen Penal Juvenil Integral que se ajuste a los casos que involucren a menores” dijo el peronista Miguel Pichetto aunque aclaró que “la inseguridad no se va a combatir encarcelando menores, porque el porcentaje de delitos relacionados con ellos es muy bajo”.