Atribuyen mortandad de peces en río santiagueño a la contaminación generada por fábrica radicada en Salta

Un organismo nacional asegura que las altas temperaturas generan falta de oxigenación en la fauna ictícola, pero el Movimiento Campesino de Santiago del Estero apunta contra la planta de Austin Powder en El Tunal.

El Rio Salado padece por estos días mortandad de peces y aguas color verde que despiden un fuerte olor. Los campesinos del MOCASE denunciaron posible contaminación, pero especialistas del ministerio de Ambiente de la nación atribuyeron la mortandad de peces a la ola de calor que genera falta de oxigenación. La explicación no convenció a los campesinos que habían apuntado contra la posible contaminación de la Empresa Austin Powder, que tiene su planta en la localidad de El Tunal, en Salta.

«Tenemos dudas porque uno vive el día a día aquí y siempre Santiago del Estero tiene temperaturas altas. Hubo sequías peores que ésta y nunca pasó lo que hoy», declaró a la sección local del diario Página 12 el presidente del Movimiento Campesino, Guido Corvalán. Que también destacó que el agua se tornó oscura verdosa y con mucho olor: «La gente empezó a llamar porque veía que no se podía tomar», contó.

El referente recordó que el río Salado atraviesa muchas comunidades y que las familias comenzaron a pedir ayuda: “al no llover y no acceder a otra posibilidad de obtener agua potable, la del río es lo único que tenemos», enfatizó. Corvalán adelantó que pedirán que las investigaciones continúen porque están sin poder usar el agua del río parajes de los departamentos Copo, Alberdi, Pellegrini, Gimenez y Figueroa.

Desde hace años el MOCASE acompaña la lucha de los Vecinos Autoconvocados de la Cuenca del Río Juramento, en El Tunal, que se opusieron a la instalación de la empresa Austin Powder, productora de nitrato de amonio para la fabricación de explosivos que se utilizan en mineras, las canteras y la construcción.

«Venimos acompañando a los Autoconvocados en Salta donde había preocupación de los vecinos, sabemos que al tener un daño ambiental que surja de la empresa vamos a pagar el pato», señaló Corvalán. Es que el río Salado tiene enlace con la cuenca del río Juramento. «Sabemos que este tipo de empresas cuando se ubican en un lugar, usan elementos dañinos para la humanidad», añadió el dirigente campesino.

Corvalán advirtió que empresas como Austin Powder dicen traer “progreso» para los pueblos, pero consideró que «los gobiernos tienen que estar más atentos» para controlar que la actividad no provoque perjuicios al ambiente y a la población: «El Estado tiene que estar, muchas veces uno dice que el Estado es cómplice (…). Hay responsabilidades de los que nos representan desde el Estado y nos dejan pasar estas cosas», sostuvo.