Atentado contra Cristina | Diputada salteña cree que lo ocurrido permite reflexionar desde la política, los medios y la ciudadanía

Cristina Fiore analizó el futuro político inmediato del país tras el intento de magnicidio de la semana pasada. Se mostró optimista, aunque admite que en estos casos suelen confundirse las certezas con las esperanzas.

La actual diputada nacional transitó los pasillos del parlamento nacional entre los años 2011 y 2019, periodo en el que la llamada grieta emergió, se desarrolló y se consolidó en el país. No obstante, hoy aseguro que a pesar de haber vivido en medio de ese torbellino político nunca imaginó que todo desembocara en el intento de magnicidio que padeció la vicepresidenta el pasado jueves.

“La verdad que me conmocionó mucho. Son de esas cosas que uno se acuerda exactamente qué estaba haciendo cuando ocurren. Yo estaba cenando, de golpe veo la noticia y me impactó: una persona con pistola apuntando a muy corta distancia al rostro de la vicepresidenta. Me preguntaba si era verdad, si eso estaba pasando. Todo increíble. Les soy honesta, jamás imagine que a esta altura de las circunstancias – pleno siglo XXI y con todo los que nos pasó como país – viviríamos una situación así. Gracias a Dios no pasó lo peor” declaró Fiore al programa CUARTO OSCURO (FM La Cuerda 104.5).

Puesta a opinar si el futuro inmediato es más venturoso a la luz de declarado y actuado por la dirigencia política, la legisladora provincial se mostró cauta al señalar que persiste una lógica preocupante: “ocurre incluso en Salta donde la ´grieta´ no es tan pronunciada. Considerar al que opina distinto no como un adversario sino como un enemigo. A nosotros, por ejemplo, por ser oposición al gobierno de Sáenz no nos sacan ni un proyecto de declaración por el día de la primavera. Por eso creo que la asignatura pendiente de los argentinos es tener la capacidad de dejar de lado las banderías políticas en esta situación tan angustiosa para ver si podemos anteponer los temas que interesan. Cuando uno analiza, observa que a todos nos duelen las mismas cosas pero cuando vemos cómo lo solucionamos aparecen las diferencias. Si hiciéramos el esfuerzo, algunas síntesis encontraríamos desde las distintas voces. No se puede construir absolutamente nada desde el desencuentro, desde el odio, desde el querer eliminar al que no opina como uno. Si creo que hubo una condena muy grande al atentado que sufrió Cristina, que distintos espacios dijeron ´esto es el límite´ y creo que vamos a salir de esta, aunque por ahí aquí se confunde lo que uno cree con la esperanza que tiene”, reflexionó.

Fiore también fue consultada sobre el rol de la prensa en esta ebullición de pasiones negativas que atraviesa al país. “Creo que refleja un sentir social. Así como ningún político bajó de un ovni por ser electos por el pueblo y son un reflejo de esa sociedad, también la prensa refleja lo mejor y lo peor de la sociedad”, dijo, para luego compartir las conclusiones de algunos estudios que explicarían esa esa situación.

“La misma me encendió alarmas. Decía que los argentinos habíamos perdido los significantes. ¿Qué quiere decir? Que cuando hablamos de personas, de vida, de democracia, de trabajo empieza a no significar lo mismo para uno y para otros. Esto demuestra que hay una grieta social mucho más profunda que kirchnerismo o anti kirchnerismo y que las mismas palabras para los argentinos significan diferentes cosas. Para algunos la democracia es decir lo que piensa sin importar qué dice y cómo lo dice; para otros la democracia implica un ejercicio responsable de la libertad e implica también tolerancia. Además, hay estudios que muestran que la gente elige que es lo que quiere ver y que desea escuchar. En general se escucha aquellos medios que son afines a lo que uno piensa para que tales medios validen ese pensar. Y los medios observan que si profundizan un pensamiento en favor o en contra de un gobierno tienen más o menos adherentes. Todo esto produjo una bola de nieve de responsabilidades conjuntas. De todos modos, creo que al no haber ocurrido nada se frenó la pelota y todos vamos a reflexionar. Desde la política, desde los medios y desde la ciudadanía”, se esperanzó.