Ataque y operación mediática | El Caso Donda muestra el avance de los discursos de odio

Lo ocurrido con la titular del INADI a partir de su viaje a Suiza, invitada por la ONU, destapó fake news y críticas infundadas.

La titular del INADI, Victoria Donda, desmintió la información que circuló en las redes y medios como Clarín sobre su viaje a Suiza, donde participó del Foro sobre Cuestiones de las Minorías, organizado por la ONU.

«Ante las difamaciones mediáticas contra mi persona y mi rol de presidenta del Foro sobre Cuestiones de las Minorías, debo desestimar todo tipo de falsas acusaciones sobre mi viaje a Suiza. El mismo fue financiado completamente por la ONU en tanto entidad organizadora del evento», aseguró Donda en un comunicado publicado en sus redes sociales.

La funcionaria agregó que además «vale hacer una aclaración» sobre su alojamiento en Ginebra. «Lejos de hospedarme en un hotel de 5 estrellas, mi estadía transcurrió en un pequeño departamento amoblado», escribió.

«Las imágenes del recinto vacío que circulan están totalmente tergiversadas. La participación presencial de los y las representantes de diferentes países en el Foro fue reducida a último momento debido a la circulación de la nueva variante de COVID-19», siguió.

Donda explicó que «la variante Ómicron produjo un cierre de fronteras en Suiza con los más de veinte países donde ya se encuentra en circulación. Por este motivo, se generó una reducción del aforo a una persona por delegación en la Sala XX del Palacio de las Naciones».

«El lujo no es ni fue nunca mi motor, sino la lucha y conquista de los derechos de todas, todos y todes, que fue la base y compromiso con este viaje así como con toda mi vida y carrera política», finalizó. Además, Donda publicó la invitación para asistir y la aclaración del cambio de modalidad del encuentro.

La tapa del diario Clarín del sábado 4 de diciembre dio cuenta de lo ocurrido con una visión polémica. «Donda viajó a Suiza para hablar en un auditorio vacío», tituló, junto a la fotografía del hecho.

Algunos medios reaccionaron ante esta información del matutino. «Si alguna pretensión tiene este texto es la de exponer el mecanismo utilizado por Clarin para sacrificar la reputación de una funcionaria manipulando la información, de modo que las interpretaciones posibles queden reducidas exclusivamente a las que producen indignación social; y abonan así la granja de los Milei, que debajo de su peluca divertida trae a los negacionistas de la dictadura cívico-militar que desapareció a los padres de Donda», escribió Roberto Caballero en El Destape.

Para el periodista, «asistimos a una operación política». «Así se asesinan las reputaciones. La discusión por el viaje, aún entre los votantes del FdT, es un subproducto tóxico buscado por Hector Magnetto y sus troperos sabedores de los ardides del cobarde, puro talento de edición al servicio de una bajeza», dijo.

«La pregunta es por qué Donda es el blanco. Portadora de un cargo poco apetecido por los carnívoros de la política local. No maneja un ministerio, ni siquiera un presupuesto relevante y desde el episodio con su empleada hogareña bajó el perfil alto que solía tener. Tal vez la explicación haya que buscarla en lo que representa. Es la cara de un organismo que lucha contra las discriminaciones (es otra discusión si lo hace bien o mal) en un país atravesado por discriminaciones racistas, clasistas y de género que, tarde o temprano, se convierten en crímenes que la sociedad llora tardíamente, muchas veces sin identificar el problema», siguió.

«Los discursos de odio y las violencias simbólicas en la Argentina son naturalmente tratados como insumos para llenar aire o papel en la prensa mercantilizada que promueven los grupos monopólicos de la comunicación. Quizá no sea contra Donda, entonces, sino contra el INADI, sus objetivos y sus funciones», agregó el periodista.