El mismo posibilitará al ministerio de Desarrollo Social de la provincia implementar el Programa de acompañamiento familiar UNIR. Estará destinado a comunidades originarias y criollas de los departamentos San Martín, Orán y Rivadavia.

A través de una videoconferencia, el gobernador Gustavo Sáenz y el ministro de Desarrollo Social de Nación, Daniel Arroyo, firmaron convenios para poner en marcha programas de acompañamiento a poblaciones vulnerables de la provincia. Estuvo presente la ministra de Desarrollo Social de Salta, Verónica Figueroa.

Uno de los convenios implementa el Programa UNIR, por el cual 150 operadores, que por un año trabajarán en terreno, acompañarán a niños de 0 a 8 años y mujeres embarazadas de familias originarias y criollas de los departamentos de San Martin, Orán y Rivadavia. Se estima beneficiar a 63.115 grupos familiares de la zona.

“Los gobiernos de Nación y Provincia nos estamos ocupando de la situación de emergencia en el norte provincial”, dijo el Gobernador durante la firma de los convenios realizada virtualmente.

El programa UNIR contempla y respeta las singularidades zonales, particularidades familiares, culturales, sanitarias y ambientales. Los acompañantes especializados en desarrollo infantil brindarán modalidades adaptadas de acompañamiento a familias prioritarias, acompañamiento en prácticas de crianza y acompañamiento hospitalario.

Esta red de prestaciones y trabajo junto a familias buscan fortalecer capacidades y habilidades junto a las familias a través de talleres de crianza, asesoramiento personalizado para la gestión de trámites, la articulación de abordajes para la restitución de derechos en caso de alguna vulneración expresada en el núcleo familiar y se brindarán actividades para el empoderamiento de adultos referentes en la detección de síntomas de alerta en la salud de niños y niñas.