Mathieu Martin fue visto por última vez en agosto de 2018.

Esa es la versión que maneja el abogado defensor de los hermanos Cuevas, sindicados como autores del asesinato de Mathieu Martin.

Las declaraciones del abogado Pablo Tobio en el programa radial De Buena Fuente son contundentes. “Nada de lo que planteó el CIF se ajusta con la realidad”. Esto en relación a la investigación realizada alrededor del supuesto crimen cometido por los hermanos Juan y Froilán Cuevas en Iruya. Ellos están sindicados como los principales sospechosos de la muerte y desaparición de Mathieu Martin, el turista francés de quien todavía no se tiene noticias.

Tobio relató que estuvo en el lugar “donde supuestamente mis clientes hicieron desaparecer el cuerpo del francés”. Según sus propias observaciones en la zona, el letrado llegó a la conclusión de que tanto el  planteo como la hipótesis de la fiscalía son pura fantasía. Además detalló que las conjeturas “no tienen ningún tipo de asidero con la topografía del lugar”. “Voy a pedir que el tribunal se haga presente físicamente en el lugar, si uno no está allá no entiende. Nada de lo que planteó el CIF se ajusta con la realidad”, aseguró.

También el abogado cargó contra la Policía de Salta y sus métodos de trabajo. Aseguró que sus defendidos fueron “apretados” para confesar un crimen que no cometieron. “La policía les tomó testimonios y a los dos los apretó para que dijeran cosas, hay testimonios de que los trajeron tres o cuatro horas descalzos por el cerro, vos sabes cómo trabaja la policía; de ahí surge la información de que uno de los Cuevas habría dicho que el hermano tiró el cuerpo por el famoso Chorro”.

Un tanto ofuscado, Tobio declaró que en este caso “suenan todas las alarmas porque se trata de un francés”, al tiempo que recordó que incluso las autoridades de la provincia, como el gobernador, se comprometieron a colaborar con la búsqueda. Además cerró su alocución comparando las falencias investigativas con el caso de las turistas francesas asesinadas en 2011. En ese caso “los verdaderos culpables siguen libres”, espetó.