Acusan además la falta de respuesta por parte de legisladores y funcionarios provinciales. Hay quienes llevan cinco meses sin poder acceder a sus fuentes laborales.

Bajo el título “Carta abierta de los trabajadores y trabajadoras de la Cultura a la opinión pública”, este conjunto de artistas locales detallaron su situación, a la que tildan de incierta y desesperante.

“Somos trabajadores y trabajadoras de la Cultura sin ingresos, músicos sin escenario, bailarines sin público, actores sin teatros, artesanos sin turistas que compren nuestros productos, y centros culturales a punto de cerrar”, aseguran.

Además, detallan que hasta ahora no recibieron respuesta alguna por parte de la Secretaría de Cultura provincial y los legisladores a pesar de haberse reunido en más de una ocasión para plantearles sus reclamos urgentes.

“No somos simplemente entretenimiento. Somos familias enteras que vivimos de la producción cultural, y nuestras producciones son a su vez generadoras de miles de fuentes de trabajo”, explican más adelante en el texto viralizado en las pasadas horas.

En otro párrafo cuestionan la decisión de abrir bares y misas, pero no teatros y espacios culturales. “En una sala de teatro es mucho más fácil respetar el distanciamiento social con los respectivos protocolos que en otros espacios de recreación”, argumentan.

Si bien consideran que el recorte presupuestario en lo que respecta a Cultura (un 30% menos que la gestión pasada) es algo “gravísimo”, también aseguran que hacen falta “una gestión específica y un presupuesto más equitativo en relación a otros sectores productivos”.

Para finalizar explican: “Necesitamos una Ley de Emergencia Cultural ya. Que la Provincia resguarde a los trabajadores de la Cultura”.