Foto: Prensa Frente de Todos.

El candidato del Frente de Todos aseguró que «el país es uno y debe estar integrado».

Alberto Fernández presentó este lunes el plan Argentina contra el hambre, que prometió desarrollar si resulta elegido presidente de la Nación en octubre o en la segunda vuelta en noviembre.

La presentación se realizó en el predio de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, un pulmón verde en plena ciudad. Allí, Alberto aseguró que rechaza a la Argentina «de unos pocos».

«Despotrico tanto con esta Argentina central y Argentina periférica; el país es uno y debe estar integrado», dijo Fernández, según informó Infobae. Agregó que «lo primero» que hará si resulta electo será «reperfilar» los precios de la canasta básica «para que todos tengan acceso».

«Esta es una batalla que debemos dar como sociedad, que alguna vez nos conmueva la vergüenza de ver la miseria que vemos al lado nuestro. Decimos ser el país que produce alimentos para 400 millones de personas y no podemos alimentar a 15 millones nuestras que están en situación de pobreza. Deberíamos tener vergüenza», dijo Fernández.

«Cuando un chico no recibe la alimentación adecuada, no va a desarrollar su capacidad y ese niño en la sociedad del conocimiento será alguien sin futuro que no sabemos de dónde se va a agarrar para prosperar. Pensar que hoy a cada chico se le asigna $29 en concepto de alimentos es realmente patético», agregó.