La ordenanza 7060 dispone que cada frentista plante un árbol en la vereda y sea responsable de su cuidado. En ese marco, la Subsecretaria de Desarrollo Ambiental Sustentable difundió el listado de las especies a plantar según el ancho de las veredas.

Las ventajas de contar con un correcto arbolado público son múltiples: disminuye las probabilidades de inundaciones al absorber el agua de lluvia; también disminuye el polvillo suspendido y los gases contaminantes; regulan las temperaturas en verano; funcionan como barreras sonoras; y proveen del oxígeno necesario para las personas.

No obstante, la página web montada por el área que depende de la funcionaria Irene Soler, recuerda que es recomendable buscar asesoramiento al momento de seleccionar la especie adecuada considerando el espacio con el que se cuenta para evitar problemas de rotura de veredas, interrupción del cableado, riesgos por inclemencia climática y aparición de alergias.

“Ante la gran variedad de especies de árboles hay que ser cuidadoso en la elección de un ejemplar a ser plantado. Hay que tener en cuenta altura, tamaño, raíces, ramificaciones y frutos”, enfatiza el sitio oficial que luego difunde las especies y las formas de plantarlos para respetar la ordenanza mencionada.