Mauricio Macri dejará de ser el blanco principal de las críticas de los candidatos de Consenso Federal. A partir de ahora se enfocarán en cuestionar a la agrupación que lidera Máximo Kirchner. El gobernador salteño sería uno de los ejecutores.

Así lo informa el sitio Infobae. Ese medio asegura que el cambio de estrategia obedece a una convicción: la figura de Macri se encuentra tan dañada, que cerca del 60% de quienes lo votaron en las PASO podrían votar a otro candidato en las generales de octubre. Esas son las conclusiones que distintas consultorías le acercaron al binomio que también tomo nota de otra situación: la aparición de La Cámpora como una preocupación de los votantes

Esos elementos deslizan al lavagnismo a rever la estrategia de comunicación. “A partir de ahora se enfocarán cuestionar el pasado de la agrupación que lidera Máximo Kirchner y que durante el mandato de Cristina Kirchner construyó un círculo de poder cerrado y extremadamente ideologizado”. Síntesis: ni Alberto Fernández ni Mauricio Macri estarán en el foco de Consenso Federal. Es una cuestión que se graficará en las declaraciones de los candidatos, aunque les será difícil diferenciar a la agrupación K del compacto Frente de Todos que ha logrado armar la dupla Fernández.

Infobae también plantea que quizás no sea Lavagna el que salga con los tapones de punta y que de ese trabajo podría encargarse los principales candidatos de Consenso Federal que incluyen al salteño Juan Manuel Urtubey, candidato a vice presidente. «Antes nuestra línea discursiva era que nosotros éramos la tercera opción. Ni Macri ni Cristina. Ahora cambió. Es ni Cristina ni La Cámpora. Macri ya está afuera. No es competencia», reflexionó uno de los dirigentes de máxima confianza del ex ministro de Economía, que también se quedó sorprendido con las evidencias del desgaste que ha sufrido el jefe de Estado en los últimos meses.

La fórmula no se emociona con quedarse con el segundo puesto del podio. Sin embargo, la caída de Macri puede darle a Lavagna la posibilidad de aumentar el resultado de las PASO, mejorar su desempeño en octubre y conseguir que entren más diputados de su espacio al Congreso y a las legislaturas provinciales. De esa forma fortalecería la tercera vía y esa idea tendría mayor representación parlamentaria.