Antiderechos en Salta | Amplían la imputación contra la médica de Tartagal

El fiscal Gonzalo Vega consideró que hay pruebas para acusar a la profesional de haber realizado un aborto sin consentimiento.

Continúa el caso de Miranda Ruiz, la médica de Tartagal acusada de haber realizado un aborto sin consentimiento en agosto pasado. Ahora, el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de esa localidad, Gonzalo Ariel Vega, amplió la imputación contra la profesional.

Según informó El Tribuno, este martes se desarrolló una audiencia en la que la profesional no declaró. El matutino agregó que del decreto de ampliación de la imputación surgió que Ruiz habría intervenido en el procedimiento de interrupción voluntaria de un embarazo de 22 semanas y dos días, realizado a una joven de 21 años sin su consentimiento, ya que previamente habría manifestado su arrepentimiento.

Estas versiones ya habían sido desmentidas por la acusada. En una entrevista para VideoTar, en septiembre, Ruíz aseguró que «no hay argumentos jurídicos ni médicos para sustentar las acusaciones».

“El acta de imputación que yo tengo y habilitó que se me ponga presa dice que obligué a la paciente a interrumpir el embarazo. El proceso de interrupción del embarazo se hace con pastillas –misoprostrol– que se ponen por debajo de la lengua por media hora y después se traga. La cantidad de pastillas depende de la edad gestacional. Explíquenme cómo hago para obligar a una paciente a interrumpir el embarazo. ¿Le meto los dedos media hora y después le pido que los trague? Y esos que dicen que voy a quirófano, les digo que no soy cirujana. Soy especialista en medicina interna y estoy haciendo mi segunda especialidad en medicina familiar. Puedo indicar medicación, pero no hago procedimientos quirúrgicos”, dijo en la misma nota.