Lo estableció una Resolución del Ministerio de Salud y Desarrollo Social publicada ayer por el Boletín Oficial. La misma incorporó la obligación para obras sociales y prepagas de la colocación y extracción de los dispositivos mencionados.

La resolución publicada en el Boletín Oficial con la firma del secretario de Salud Adolfo Rubinstein «obliga al sistema de salud privado, ya que algunas obras sociales cobraban la colocación y extracción del DIU, e incorpora los otros dos métodos», explicó la médica Silvia Oizerovich, directora de Salud Sexual y Reproductiva de la Nación. Al respecto, aclaró que el sistema intrauterino de liberación de levonorgestrel, conocido por sus siglas SIU se incluyó «con recomendación específicas» porque su uso «es para personas con menorragia, endometriosis, adenomiosis, leiomiomas uterinos u otra enfermedad sistémica que contraindica el uso de anticonceptivos hormonales y DIU con cobre, como método anticonceptivo».

El SIU es un dispositivo en forma de T que se coloca en el interior del útero. Si bien es similar a un DIU T de cobre, “se diferencia de éste en que libera una sustancia llamada levonorgestrel en forma constante», explica en su web la Fundación Huésped.

El implante subdérmico es una varilla muy pequeña, finita y flexible que se coloca en el brazo (debajo de la piel), con anestesia local, que libera una hormona (progestágeno) en forma continua que impide la ovulación, según la información del Ministerio de Salud.

En tanto que el DIU es un pequeño objeto de plástico recubierto de un hilo de cobre que se coloca dentro del útero, que provoca cambios en el interior del útero que hacen que el espermatozoide no sea capaz de fecundar al óvulo. «No hay restricción de edad para usar estos métodos, salvo las especificaciones del SIU», aclaró Oizerovich.