La medida beneficiará a 5,5 millones de personas, entre jubilados, pensionados y quienes perciben la AUH. Entrará en vigencia el 1 de enero.

El titular de ANSES, Alejandro Vanoli, anunció hoy la suspensión del pago de las cuotas de enero, febrero y marzo de los préstamos contraídos por jubilados y pensionados, y una reducción de las tasas de crédito de entre 11 y 12 puntos porcentuales.

La medida, que beneficiará a 5,5 millones de personas, entrará en vigencia en enero cuando la tasa de interés nominal anual máxima baje del 42 por ciento al 31 por ciento en el caso de jubilados. En el caso de los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y SUAF, percibirán una reducción del 48 por ciento al 36.

“Esto es para que lo que reciben las asignaciones universales y los jubilados tengan más dinero disponible”, dijo Vanoli tras la reunión en Casa Rosada con el presidente Alberto Fernández.

El funcionario explicó, además, que es parte de “las diferentes medidas que está tomando el gobierno” para “recuperar los ingresos de los más vulnerables”, como el bono de $5.000 que recibirán los jubilados en diciembre y enero.

De esta manera, el oficialismo despliega un paquete de medidas para afrontar la crisis económica y social que dejó la administración Mauricio Macri. El endeudamiento de jubilados como consecuencia del recorte de medicamentos y la pérdida de poder adquisitivo es una de las tantas problemáticas del sector.