Aniversario de la Ley de Identidad de Género | Desde Salta piden «reparación histórica» para las trans de más de 50 años

La responsable del área de Diversidad Sexual de la Agencia de Mujeres, Género y Diversidad de la Provincia de Salta, Victoria Liendro, celebró el aniversario y aseguró que todavía hay derechos que se deben alcanzar.

Este lunes 9 de mayo se celebran los diez años de la sanción de la Ley de Identidad de Género en Argentina. Al respecto, la esponsable del área de Diversidad Sexual de la Agencia de Mujeres, Género y Diversidad de la Provincia de Salta, Victoria Liendro, aseguró que se trata de un proyecto que trajo justicia pero aclaró que aún hay cuentas pendientes.

«Tanto costó y sin dudas es empezar a caminar en democracia. Es el primer paso a lo que consideramos la ciudadanía plena y es lo que siempre bregamos para toda la sociedad. Recién en el 2012 el estado empezó a saldar el reconocimiento a nuestro colectivo», dijo Liendro.

La funcionaria agregó que la ley implicó «un tremendo avance» al permitir reconocer la identidad en el DNI. «Nos coloca en un lugar donde la identidad no puede ser negada como ha pasado históricamente”, sostuvo en FM Pacífico.

La ley establece el derecho al reconocimiento de la identidad de género a las personas y garantiza el acceso a los tratamientos de salud a quienes requieran modificar su cuerpo de acuerdo con su género autopercibido.

«Que no se respete tu derecho a ser quien sos viola todos los derechos humanos. La identidad es tu carta de presentación. Las personas que estén en Perú o en Paraguay se vienen a Argentina porque en sus países no les reconocen su identidad», dijo Liendro.

La funcionaria informó que a partir de su aprobación, un total de 12.655 personas obtuvieron su DNI de acuerdo a su género autopercibido. El 50 por ciento fueron personas menores de 30 años, de las cuales la mayoría no terminó el secundario por la exclusión que conlleva su cambio de identidad.

«Hay que empezar a pensar que esas personas tienen que ser reinsertadas en la sociedad, primero a través de la educación. Se les debe permitir a estas personas desarrollar un proyecto de vida medianamente digno», dijo Liendro.

«Pedimos una reparación histórica también para la población trans adulta de más de 50 años. Es un número ínfimo el que ha logrado llegar a esa edad, la mayoría murió antes. Falta mucho, pero somos muchos y no vamos a mirar para otro lado, estamos convencidos de que no vamos a volver para atrás», cerró la funcionaria.