Análisis político | De cómo la oposición al gobierno salteño vino de un espacio conservador y no del peronismo

Benjamín Gebhard.

Benjamín Gebhard de la Consultora WE analizó las posibilidades del Frente de Todos para las elecciones legislativas de noviembre y su impacto político en la Salta de Gustavo Sáenz.

En política todo es posible, incluso revertir el resultado de una elección perdida en medio de dificultades económicas y sociales. Así lo reconoció el consultor político Benjamín Gebhard y recordó que “en Salta, en 2017 (Guillermo) Durand Cornejo perdió por mucho con (Adrián) Valenzuela en las primarias, y en las generales le ganó”.

De cualquier manera, el especialista reconoció que a nivel nacional (y bonaerense) la suerte electoral del Frente de Todos es complicada porque “la situación es distinta a la que se dio en aquella elección salteña y creo que es posible que descuente la diferencia en contra, pero no creo que pueda revertir el resultado”. “Es difícil porque el gobierno nacional hizo algunos movimientos, pero todavía no terminó de procesar la derrota”, enfatizó y advirtió que “le falta tiempo para todo lo que tiene que cambiar como la estrategia territorial y el discurso”.

En declaraciones al programa “Cuarto Oscuro” de FM La Cuerda 104.5, el analista de la Consultora WE también evaluó el impacto de las elecciones primarias en la política salteña. “Todavía no está claro para la sociedad quién ganó y quién perdió” consideró y ejemplificó que “el Frente de Todos hizo una muy buena elección en Salta y, sin embrago, quedó entrampado en la discusión por la derrota en Buenos Aires”.

Además, ante la consulta por la fotografía de Juan Carlos Romero, Alfredo Olmedo, Carlos Zapata con Horacio Rodríguez Larreta, consideró que “responde positivamente a la pregunta de si hay oposición en Salta”. “Uno hubiera esperado que la oposición al gobierno provincial viniera del Frente de Todos o del peronismo, pero esta foto muestra que no, que la oposición viene de ese espacio conservador que se consolidó finalmente en estas elecciones”, explicitó y añadió que “esta coalición del PRO, Ahora Patria, sectores del radicalismo y del romerismo expresan una vocación de poder diferente a la que tenía la oposición hasta ahora”.

“Pensando en 2023 sólo les falta un buen candidato porque Olmedo o Martín Grande ya no tienen el impacto de otros momentos” reconoció y concluyó que ese candidato “debe expresar futuro y renovación, expresar lo nuevo, así que también sería complicado instalar a Romero”, destacó.