Al caso de robo de caños se suma otro por el faltante de dineros que destapó el interventor del municipio del norte salteño. Ayer Prado fue detenido en Capital.

La situación de Jorge Enrique Prado se complica. El exintendente de Aguaray suma cada vez más inconvenientes con la ley. Anoche fue detenido mientras cenaba en Salta Capital. Hoy la justicia aseguró que ampliarán la imputación en su contra.

Municipalidad de Salta

Recordemos que Prado estuvo involucrado en el robo de caños del gasoducto GNEA. Más de 30 kilómetros de una obra paralizada que luego se reactivó, pero con el faltante que el entonces intendente autorizó sacar y vender. A ellos hay que sumarle que hubo toda una serie de protestas en su contra por parte de los pobladores de Aguaray, quienes pedían su renuncia y posteriormente el municipio terminó intervenido.

Precisamente la intervención de la Municipalidad de Aguaray llevó a una investigación sobre los recursos con los que contaba el municipio. Las irregularidades que salieron a la luz son varias. A inicios de este mes fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón imputó al exjefe comunal de Aguaray por la supuesta comisión de los delitos de malversación de caudales públicos e incumplimiento de deberes de funcionario público.

Un informe dado a conocer por el interventor Adrián Zigarán, muestra que Jorge Enrique Prado “recibió en diciembre de 2019 un municipio totalmente saneado y con depósitos bancarios en las cuentas del municipio que alcanzaban los 7.900.000. Diez meses más tarde y al ser intervenido, el déficit es de 19 millones de pesos sin que aún se haya determinado los compromisos que dejó mediante la emisión de cheques diferidos que tendrán vencimiento en los próximos meses”.

Además se detalló entonces que “por el momento solo se tiene certezas de que el exintendente de Aguaray se fue dejando una deuda de unos 5 millones de pesos con los 300 planilleros y que corresponden a los meses de agosto y setiembre, a los que se suma ya el mes de noviembre con lo que el municipio deberá conseguir en forma más que urgente unos 7 millones y medio de pesos”.

Audiencia de ampliación

Ahora el fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón, fijó la audiencia de ampliación de declaración como imputado para el lunes 23 de noviembre. Solicitará el traslado de Prado al Juzgado Federal de Orán, done pesa otra causa contra el mismo imputado, actualmente detenido. Cazón ampliará la imputación contra el exintendente de Aguaray en base a la información recibida el 6 de noviembre por el funcionario de la intervención municipal, Diego Argañaraz. El funcionario aportó documentación donde precisa que Prado no informó el destino de los aproximadamente veinticuatro millones de pesos recibidos durante el primer tramo de su gestión.

El pedido del fiscal al juez interviniente, precisa que el exfuncionario deberá clarificar el destino de esa importante suma y de cada pago, número de beneficiarios y otros detalles que permitan verificar el uso de los fondos públicos; además de gastos estimados en $7.500.000 (siete millones quinientos mil pesos) de combustible durante la gestión, según surge de los informes trimestrales de gastos qué el exfuncionario remitió al Concejo Deliberante de Aguaray.