Carteles colgados afuera del hospital en Alto La Sierra (Foto: QPS)

El detonante de la situación fue la muerte de una joven estudiante de enfermería. De las tres ambulancias, ninguna está en condiciones de funcionamiento.

El Hospital de Alto La Sierra, en Santa Victoria Este, está tomado por los pobladores de la zona. La medida se da a modo de reclamo por las condiciones en las que funciona el nosocomio. No levantarán la toma hasta obtener una respuesta por parte del ministro de Salud Roque Mascarello. «Hasta que no venga el ministro no nos retiraremos de acá», comentaron.

La muerte de Nadia Arroyo, estudiante de enfermería, a sus cortos 28 años, detonó la situación. Falleció en el hospital y según comentó una pobladora de la zona: “Ella necesitaba insulina inmediata y no había”. De todas maneras, la sospecha primordial es que tenía dengue, pero el parte médico oficial indica que fue un paro cardiorrespiratorio no traumático, cetoacidosis diabética.

A la falta de insumos médicos se suma la carencia de ambulancias en buen estado. Según el comunicado emitido por el Ministerio de Salud Pública, hace un año tienen tres vehículos para tal uso, pero están fuera de funcionamiento. Desde la cartera sanitaria culpan a la falta de mantenimiento por parte del área operativa. Los caminos por los que transitan las ambulancias son exigentes, por ello hay dos ambulancias con los motores fundidos, radiadores en mal estado y cuya reparación se calcula en un millón de pesos.

Según informa Nuevo Diario, una vecina consultada negó que existan ambulancias y que si bien (como se dijo desde la cartera sanitaria), se comprometió un nuevo vehículo esta semana, “sabemos que es una camioneta que no está nada equipada”.