El arma utilizada en el robo (Foto: Prensa Policía de Salta)

Una sargenta de la Policía de Salta, tras una persecución en horas de la mañana, pudo detener a este particular malhechor.

En el mundo del hampa no es extraño que se opte por cargar con armas falsas a la hora de cometer robos y asaltos. Así como hay quienes prefieren el frío del metal entre sus manos a la hora de atracar a sus víctimas, otros prefieren la confianza que les da un arma de juguete. Este es el caso de un arrebatador que esta mañana fue detenido en la zona oeste de la ciudad de Salta.

En Avenida San Martín, altura 3200, alrededor de las 7.00, un masculino treintañero fue asaltado y a “punta de pistola” le sacaron el celular. Según indica el cronista de prensa de la policía salteña, todo fue presenciado por una policía de Seguridad Urbana que regresaba justo en esas horas de la mañana a su hogar.

Ni lerda ni perezosa la sargenta emprendió la carrera para atrapar al hampón y “luego de una breve persecución logro reducir y demorar al sujeto, a quien se le secuestro el teléfono celular del damnificado y una réplica de arma de fuego de madera”.

Desde la redacción de CUARTO celebramos que no se haya cumplido con la doctrina Chocobar -como suele suceder en ocasiones como esta- caso contrario ahora estaríamos lamentando la muerte de un mozalbete. El demorado es un adolescente de 17 años, que terminó a disposición de la Justicia.