Aliados cuatro de copas | Los radicales quedaron afuera de la cumbre del Gobierno nacional

Los radicales Naidenoff, Negri y Cornejo.

La Casa Rosada se reúne para intentar reconducir el desmadre que provocaron. No hubo invitación a radicales a las reuniones de ayer y tampoco están invitados a la del fin de semana, a donde irán Vidal, Rodríguez Larreta y Marcos Peña.

Mauricio Macri ignoró a la UCR y a Elisa Carrió en su agenda de reuniones para definir el programa económico que presentará el lunes, con el objetivo de frenar la crisis financiera. No hubo invitación a ningún radical ni a la reunión de ayer ni a las del fin de semana.

El más enojado es Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, que ayer dijo sin vueltas que las corridas financieras se frenan con conducción política, un golpe directo a Peña, apuntado por los mercados como responsable de la crisis.

“El ninguneo a la UCR empezó el jueves, cuando en medio de la peor corrida del gobierno de Cambiemos, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, canceló una reunión que tenía prevista con los senadores de Cambiemos y Macri recibió en su despacho a Federico Pinedo y a Emilio Monzó para que oficien de mensajeros”, precisó el portal La Política Online.

Quedó claro que en medio del terremoto económico, el presidente se cerró en el PRO y eso produce cortocircuitos en la coalición de gobierno en donde el PRO siempre ninguneó al radicalismo aunque ahora la tensión crece. La bronca en el radicalismo por los errores del Gobierno, que en muchos casos advirtieron oportunamente sin conseguir ninguna rectificación por parte de Macri, hizo que ya empiecen a tantear una candidatura presidencial de Martín Lousteau para el 2019.