La medida está destinada a proteger el abastecimiento. Apunta a las PyMEs pero con impacto directo en los sectores más necesitados.

La medida busca evitar un colapso en la economía en medio del congelamiento por la cuarentena. Alcanza a monotributistas de categorías bajas, beneficiarios de AUH, además de PyMEs para el caso de usuarios no residenciales. El decreto dispone que la medida tenga una duración de 180 días.

Municipalidad de Salta

«No podrán disponer la suspensión o el corte de los respectivos servicios a los usuarios indicados en el artículo 3°, en caso de mora o falta de pago de hasta TRES (3) facturas consecutivas o alternas, con vencimientos desde el 1 de marzo de 2020. Quedan comprendidos los usuarios con aviso de corte en curso”, dice el DNU que se conoció en la noche de ayer.