El detenido y la marihuana incautada (Foto: El Diario de San Luis)

No sólo la policía salteña detiene a simples consumidores y luego alardea por el hecho, sino que también pasa en el resto del país. (Rolando Motta)

Para nada nos es extraño leer en la prensa policial noticias sobre la detención de personas con sustancias prohibidas en su poder. A pesar de que recientemente la Organización Mundial de la Salud pidió que se retire a la marihuana del espectro de drogas a perseguir, la institución policial -así como la legislación vigente- parece no darle oídos a la recomendación de la OMS e insisten en publicitar en sus medios de prensa noticias en las que las o los detenidos resultan simples consumidores, muchas veces tildados de narcotraficantes, o el caso de cultivadores que deben terminar pagando penas como si de peces gordos se tratara.

Así como la Policía de Salta nos tiene acostumbrados a leer casos en su portal web en los que se publicitan detenciones como si de grandes avances en la lucha contra el narcotráfico, algo similar parece suceder en otras provincias argentinas. Lo que pasó días atrás en San Luis, es claro ejemplo de ello.

Durante un control vehicular que realizaba la Policía de Medio Ambiente de la antedicha provincia, sobre la Ruta 20, detuvieron un automóvil Chevrolet Corsa que era manejado por un hombre de 30 años, acompañado por una mujer de 23. Volvían de Mendoza. En la requisa que realizaron los uniformados “detectaron picadura de florescencia y cogollos de marihuana dentro de bolsas de nylon en el interior de un frasco”, indica El Diario de San Luis.

Posteriormente dieron paso a la intervención de la División de Lucha Contra el Narcotráfico, que realizó los análisis correspondientes y determinó que se trataba de cannabis. Lo más bizarro de toda la situación es que la cantidad exacta no fue informada, pero la prensa apunta a que era “equivalente a un cigarrillo de marihuana”. Sí, un (1) porro. La “droga” fue incautada.

Por ello el conductor del vehículo “quedó bajo custodia policial y sujeto a diligencias judiciales”.

Te puede interesar:

La ministra que deseaba revolucionar la Educación de San Luis debió presentar la renuncia por dos “secas” de marihuana