Al destierro | Salteño condenado a vivir en San Juan por ejercer violencia de género

Adrián Caiconte fue enjuiciado por su ex pareja por ejercer violencia sobre ella, amenazarla, violar domicilio y desobediencia judicial. Recuperó la libertad, pero deberá fijar residencia en la provincia cuyana.

En un procedimiento abreviado llevado a cabo en la Sala V del Tribunal de Juicio, Adrián Fernando Caiconte (39) resultó condenado a la pena de dos años y medio de prisión condicional por los delitos de lesiones leves agravadas por la relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género (dos hechos), amenazas (cuatro hechos), violación de domicilio y desobediencia judicial (cuatro hechos), en concurso real.

La jueza Mónica Faber ordenó la libertad del condenado por la modalidad de la pena dictada y le fijó reglas de conducta que deberá cumplir para conservar la prisión en suspenso: fijar residencia en la provincia de San Juan e informar cualquier modificación al tribunal de manera inmediata; no cometer nuevo delito; prohibición de acercamiento a la denunciante y a los lugares donde ella concurra en un radio de 300 metros; prohibición de establecer contacto con la damnificada, por cualquier medio; iniciar tratamiento psicológico, entre otras obligaciones.

Los hechos sucedieron en Rosario de Lerma. La denunciante señaló que el imputado es su expareja y que tienen seis hijos en común. Dijo que decidió finalizar la relación por las actitudes violentas de Caiconte. A partir de las denuncias radicadas con anterioridad, se le habían fijado al acusado una serie de medidas restrictivas que incumplió, como la prohibición de acercamiento y de ejercer cualquier tipo de acto violento en contra de su expareja.