La víctima realizó la denuncia en una dependencia policial. A pesar de ello no le dieron el resguardo correspondiente.

El agresor, un sujeto extranjero de 68 años fue denunciado en la Comisaría de San Lorenzo, el municipio vecino de Salta Capital. Es dueño del afamado Hotel El Castillo, y fue ahí donde precisamente tuvo lugar la agresión captada en imágenes por la hija de la agredida y el agresor.

Municipalidad de Salta

Según detalla El Expreso de Salta, tras una discusión por un tema de los útiles escolares para la niña hija de ambos, el dueño del hotel arremetió contra su exesposa, arrojándola al piso e intentando asfixiarla. Al momento de tomar la foto, “ella luchaba por evitar los ataques y logró romper un vidrio para que su hija se escape, es ahí donde aparece en escena la actual mujer del violento y participa empujando a la menor. Sin embargo, la pequeña logró tomar una fotografía de su padre ahorcando a su mamá en el piso”, señala la publicación.

Fue precisamente la niña quien pidió ayuda llamando a una tía que a su vez se comunicó con el 911. Enviaron a los uniformados al hotel, pero el agresor no quedó detenido. Tras el hecho la agredida presentó la denuncia, a pesar de ello “nadie hizo nada por esclarecer lo sucedido, mucho menos detener al agresor y ponerle una custodia policial a ella ya que prácticamente el hotelero intentó matarla”, detalla la crónica del ataque.

La publicación en la web de El Expreso también detalla que la relación entre el violento dueño de El Castillo de San Lorenzo y su expareja terminó porque el sujeto “había intentado arrojar a la pequeña desde un tercer piso, mientras consumía alcohol y estupefacientes”. Además explicitan que “durante diez años no le pasó alimentos a la hija que tuvieron fruto de los dos años y medio que estuvieron en pareja y viviendo en el mencionado hotel”.

Imagen compartida por periódico El Expreso.