Recorte del Mapa de Arsénico elaborado por el ITBA

El estudio realizado por Instituto Tecnológico de Buenos Aires demuestra que en lugares como San Carlos, Apolinario Saravia y Anta se sobrepasan los recomendados también por la Organización Mundial de la Salud.

El mapa del informe puede constatarse en línea si se accede desde cualquier buscador. Una vez en él podemos observar los datos de más de 100 localidades en las que se obtuvieron muestras, en varias escuelas y demás edificios públicos y privados.

Recordemos antes de continuar que en cuanto a los niveles de arsénico en el agua, la OMS aconseja 10 partes por billón (ppb), en tanto los parámetros legales toleran los 50 ppb. El estudio en general coloca a la provincia de Salta entre las 5 provincias con más arsénico en agua del país.

Este mapa del arsénico en el agua desarrollado por Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) en conjunto con la ONG Nutrired muestra que en nuestra provincia existen cuatro puntos críticos, que llevan un pin rojo que los diferencia del resto: En San Carlos obtuvieron 56.1 ppb; y un poco más al oeste, en Anta las muestras del pozo de agua de la Escuela Belisario Carranza marcó 77.50 ppb; mientras que de las tres muestras que se tiene en Joaquin V. González, llama la atención la de Escuela Pedro Giachino que marcó 53. 50 ppb. Pero el lugar más afectado es Las Flacas, donde en el pozo de agua de la Escuela Belisario Carranza obtuvieron muestras con 77.50 ppb.

Jorge Stripeikis, director del Departamento de Ingeniería Química del ITBA, detalló que “el arsénico provoca enfermedades y no da avisos, porque no tiene olor ni color. Sólo se puede descubrir mandando a analizarlo mediante un test. El consumo prolongado durante 10 o 15 años de un agua que contenga esas grandes cantidades de arsénico genera el HACRE (Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico). El cual puede producir dermatitis, erupciones, trastornos gastrointestinales, anemia y puede desencadenar en algún tipo de cáncer, como de pulmón y de piel”.