Jorge Enrique Prado.

Jorge Enrique Prado sigue desentendiéndose de la situación.

El robo millonario de caños del Gasoducto del NEA en Aguaray ya se conoce a nivel nacional. El hecho ocurrido este verano y que contó con la aprobación del intendente Jorge Enrique Prado para ser realizado es un escándalo que salpica al municipio y a la provincia. Sin embargo, Prado se mantiene firme y dice que no tuvo nada que ver.

Prado dijo que la resolución municipal que firmó fue utilizada por «algunos vivos» que hicieron «ventas». En realidad robaron millones de dólares en caños. Para el intendente su destitución, impulsada a través del juicio político del Concejo Deliberante, es una maniobra impulsada por «gente codiciosa» y «opositora» que «trata de voltear un gobierno democrático».

En un spot institucional, Prado dijo que no va a renunciar a pesar de que se encuentra física y mentalmente cansado ya que sus primeros meses de gobierno parecieron «veinte años».

Te puede interesar: 

Robo de caños en Aguaray | La vicepresidenta del Concejo Deliberante pidió la renuncia del intendente