Los agrometeorólogos advierten que, si en las próximas semanas no se revierte el perfil de humedad actual presente en los suelos, existen altas probabilidades de que la intención de siembra de soja y maíz caiga de manera significativa.

Las zonas más complicadas por la falta de agua son el NOA, el sudoeste de Santa Fe y buena parte de las provincias de Córdoba y San Luis. También se registra un escenario «anormalmente seco» en varios sectores de la provincia de Buenos Aires. Advierten que hay 61% de probabilidades de repetir la sequía de 2018

Municipalidad de Salta

«La falta de humedad (en los suelos) sobre importantes franjas de la zona núcleo pampeana genera preocupaciones entre los productores agropecuarios», advirtió un reciente informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) al que accedió el sitio La Política Online.

«El cultivo de maíz temprano es el que más riesgo corre por lo poco que resta para el inicio de las tareas, quedando latente la posibilidad de que se realicen cambios en la intención inicial de siembra», agregó el estudio de la entidad rosarina.

Las expectativas climáticas comenzaron a jugar un papel importante en el mercado de granos. Los precios futuros del maíz en el Matba-Rofex alcanzaron la semana pasada su máximo histórico tras cotizar a 141 dólares por tonelada (la posición abril).

En tanto, las perspectivas de que a mediano plazo se registre una sequía similar a la de 2018 también impacta sobre los precios de la soja. El contrato mayo 2021 en Rosario cotizó la semana pasada a 230 dólares por tonelada (el máximo en esa posición).

Los productores, por su parte, están cobrando 17.850 pesos por tonelada por la soja disponible versus 13.749 pesos hace exactamente un año atrás. En el Mercado de Chicago (CBOT), la oleaginosa cotiza a 332 dólares por tonelada.

En el campo hay preocupación porque la brecha cambiaria no se achicó después del anuncio de acuerdo con los acreedores privados por la deuda externa. Mientras el dólar oficial cotiza a 73 pesos, en el mercado paralelo se vende a 132 pesos.

«Hasta las elecciones del año que viene, el Gobierno llevará el tipo de cambio mucho más lento que la inflación para evitar un traslado a precios. Habrá mayores restricciones en el mercado de cambios», anticipó el consultor económico Salvador Di Stefano.

Como sea, la sequía también impacta en el trigo. Las primeras estimaciones privadas hablan de una cosecha de 19 millones de toneladas, lejos de las 22 millones que se proyectaron al inicio del ciclo a partir de las 6,5 millones de hectáreas sembradas.