El presidente de la Asociación de Agentes de Viaje de Salta, Gustavo Di Mecola, manifestó malestar por la falta de control en esta época en el que el crecimiento del turismo es elevado y la demanda de transporte es mayor.

El arribo de un número mayor de pasajeros al aeropuerto Martin Miguel de Güemes es un hecho con la llegada de las empresas low cost. El beneficio, sin embargo, trajo aparejado un descontrol diario en la zona de desembarque donde taxis, remises y transfers se agolpan para conseguir un pasajero.

Según el testimonio de algunos de ellos, el horario de mayor inconveniente se genera entre las 14 y 17 horas de lunes a viernes. Allí se produce un verdadero descontrol por la disputa de querer “agarrar” un cliente, situación que muchas veces sobrepasa y se registran peleas hasta con golpes de puño.

“El presidente de la Asociación de Agentes de Viaje de Salta, Gustavo Di Mecola, manifestó malestar por la falta de control en esta época en el que el crecimiento del turismo es elevado y la demanda de transporte es mayor. De todas maneras, aclaró que esta “situación se registra desde el mes pasado, ya que a pesar de ser temporada baja, hubo aumento de arribos”, resaltó en FM Profesional.

Di Mecola sostuvo además que el encargado de controlar es el Ministerio de Transporte de la Nación y expresó que el organismo debería continuar con las obras que están paralizadas y ampliar el aeropuerto internacional. También anunció que ya se reunieron con el Gobierno de la Provincia por lo que esperan una pronta solución a sus conflictos.