El gobierno provincial impulsa la reapertura de pozos petroleros cerrados hace 30 años. Un geólogo e ingeniero en petróleo calificó al proyecto de poco claro y a contramano de la estrategia de la petrolera nacional.

REMSa es la sociedad anónima con recursos estatales que administra los recursos mineros y petrolíficos de la provincia. Desde el inicio de la gestión Sáenz está en manos del ex concejal Alberto Castillo, quien informó que la Provincia estudia reabrir unos 181 pozos petroleros cerrados que “podrían producir entre 20 y 30 metros cúbicos de petróleo por día”. Tales pozos se ubican en la llamada Cuenca del Noroeste – conformada por Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Formosa – y en donde más del 80% de los pozos hidrocarburíferos están en Salta. Es más, Castillo detalló que REMSa está gestionando las licencias en Nación para adquirir competencia en el área de hidrocarburos como ente operador y comercializador de pozos. “Son las 7 áreas con potencial que están siendo estudiadas por el equipo técnico para medir su viabilidad y rentabilidad”, reseñó la sección local del diario Página 12.

Municipalidad de Salta

Sin embargo, para Roberto Hernández, titular de Geomap, una firma de geociencia que se dedica a hacer estudios e investigación para la industria del petróleo desde 2001, “desde el punto de vista técnico, lo que expuso la Provincia no es serio”. El geólogo aseguró que se emplearon palabras confusas “ya que no hay pozos productivos, hubo en algún momento, pero dejaron de ser activos por diferentes condiciones técnicas que los hicieron no rentables”. “Como política provincial, habría que preguntar qué pretenden con declaraciones de este tipo”, ya que para él hay algunas acciones que se pueden realizar “pero no se puede confundir la esperanza política con la realidad”.

Hernández añadió al medio citado que se evidencia la falta de comunicación con YPF, a pesar de tener un director salteño dentro de su directorio (por Javier David), porque desde la Provincia está claro que “no conocen las últimas estrategias reportadas por su CEO, Sergio Afronti, que hizo cambios recientes en la exploración y desarrollo (upstream), pero por la pandemia y la crisis del precio del petróleo aún no pudo poner en marcha”.

Hernández explicó que al parecer el objetivo del Estado provincial, “desmenuzando el informe confuso que emitieron y con palabras poco claras”, es a la recuperación terciaria denominada EOR, “la intervención de antiguos pozos para ver cómo se saca el petróleo remanente por medio de tecnología actual no existente hace 30 años y las ideas exploratorias que pudieran surgir de los datos publicados en las reuniones de especialistas sumado a los nuevos modelos posibles, tanto de la cuenca cretácica como la devónica del NOA”.

Lamentablemente, señaló, mencionan una sola cuenca, la devónica “que es productora de gas y va más o menos desde Orán para el norte”, pero no la cretácica. Y detalló que sobre esa zona “ya hay muchas ideas que se han desarrollado en estos 30 años” pero que no se pudieron poner a prueba “porque no es financieramente una cuenca atractiva con el antiguo conocimiento”. Por lo que se necesitaría la intervención del Estado y, puntualmente, de YPF como base federal del desarrollo nacional.

“La sociedad entre YPF y REMSa podría ser positiva, pero se debe tratar en su directorio para abogar que una parte de las inversiones retornen al Noroeste Argentino para estudiar estas ideas, de manera progresiva y paulatina, generando un frente coordinado entre las provincias del NOA”, sostuvo el especialista. Subrayó que las primeras inversiones “son muy económicas y graduales”, se invierte para desarrollar el nuevo conocimiento, “hasta que se perfora o se interviene un pozo como la inversión máxima en un desarrollo o exploración”. «Todo incremento de conocimiento demanda un tiempo, y no se hace comunicando o afirmando algo que no se sabe”, afirmó a Salta 12.

Por último, sostuvo que el NOA tiene “una gran posibilidad de crecimiento”, pero señaló que REMSa no tiene las condiciones técnicas para que se pueda reactivar la producción, “no es una empresa que tenga experiencia en actividad petrolera”, aunque destacó su factibilidad política para negociar con YPF y que se invierta en la zona.