martes 18 de junio de 2024
10.3 C
Salta

Acusan a Mario Peña de “machirulo” por el trato periodístico que dispensa a Bettina Romero

Con el título “Las ´sutilezas´ machistas de Saturno”, una lectora opinó al respecto. “Sin prejuicio de la valoración que se tenga de la intendenta, existen tratamientos mediáticos que incitan a la violencia política”, dice la firmante.

Hay un hecho político inobjetable que sucedió hace unos días en el recinto del Concejo Deliberante: por primera vez, una mujer intendenta expuso con firmeza y claridad los lineamientos generales para el desarrollo sostenible de la segunda ciudad, después de Tartagal, con más asentamientos en nuestra provincia. Sin esquivar temas como la pobreza, violencia y seguridad, sino todo lo contrario, la intendenta Romero expuso la planificación de las políticas públicas orientadas a abordar las complejidades económicas y sociales del desafío que hoy implica gobernar la ciudad de Salta.

Desafío que no solamente está vinculados a sortear las dificultades del contexto de endeudamiento extremo del país que ha dejado el macrismo, sino también la ineficacia de las gestiones locales al frente de la comuna municipal.

Pero ese no es el foco que un experimentado empresario periodístico y del turismo – regido por Saturno (s. a.) en trígono con Aries y con buena imagen – ha podido vislumbrar en su análisis respecto al planteo de la política que hace una mujer. Más bien, los comentarios y expresiones de Mario Peña han estado hechas como si formara parte de un panel farandulero, machista y de la antigua época como la del extinto cantante dinosaurio “Cacho Castaña”.

Y hasta aquí no sería tan grave tener una mirada superflua, sino fuera por los comentarios de tono ofensivo por el hecho de ser una mujer. “La princesa”, “está de novia”, “Betinita”, “una malcriada”, expresiones que no hacen otra cosa que denostarla por su condición de mujer, infantilizándola y enmarcándola en el estereotipo que aún tienen que escuchar las mujeres en general, y con más ímpetu en la política, en particular. O acaso escucharon comentarios hacia un hombre gobernando que se refieran como “el príncipe”, “el novio”, “malcriado”, “Juancito” o “Gustavito”.

En astrología la regencia del planeta Saturno tiene mala prensa ya que se lo vincula a una tendencia de destruir o castrar aquello nuevo que surge o nace. En Salta, se sabe que existen acuerdos políticos, empresariales y periodísticos que justamente hacen que su trabajo sea el ejercicio de la mala prensa hacia el contrincante, en este caso, LA contrincante.

Adecuarse a la legislación vigente, para prevenir la violencia política por ejemplo en los medios de comunicación, podría ser un buen paso para sumar el granito de arena que necesitamos y avanzar como sociedad. Lo hizo Tinelli, lo hizo Rial. Y ¿por qué en Salta tarda tanto en llegar?”

Romina López.

Archivos

Otras noticias