Aborto Legal | Para Urtubey es mejor no hablar de ciertas cosas

El proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo sigue incomodando al gobernador de la provincia. En una entrevista realizada por un medio nacional el mandatario no pudo desplegar su habitual habilidad para las respuestas.

Ocurrió en una heladería del porteño barrio de Palermo donde el gobernador dio una larga entrevista al portal Infobae donde habló de sus pretensiones presidenciales, sus diferencias irreconciliables con Cristina Kirchner y de cómo cree que su espacio político llegará a un balotaje con Macri para ganar esa instancia electoral.

El entrevistador fue el periodista del portal Infoabe, Diego Schurman, quien al final de la entrevista indagó sobre el posicionamiento de Urtubey ante la legalización del aborto. El diálogo se puso ríspido ante las observaciones que el periodista realizaba a las posiciones del mandatario que prácticamente dio por terminado el reportaje. Transcribimos acá ese pasaje de la entrevista:

I: Para terminar le consulto sobre la legalización del aborto. ¿Cuál es su postura?

JMU: Estoy a favor de la despenalización.

—¿Y por qué no a favor de la legalización?

—Hay una diferencia en materia penal. La despenalización elimina la pena pero mantiene el tipo. La legalización elimina el tipo. No tiene consecuencias diferentes. Es conceptual.

—Disculpemé. Le legalización termina con la clandestinidad y garantiza la práctica del aborto en hospitales de manera segura y gratuita.

—Con la despenalización la tenés igual.

—No. La despenalización quita el carácter punible pero no garantiza la cobertura ni en hospitales públicos ni en clínicas privadas.

—¿Cómo que no? La salud pública en la Argentina tiene protección constitucional.

—No es así. Si no se legaliza, el sistema público de salud no tiene obligación de dar respuesta al tema. Tiene que haber una ley que lo establezca.

— No estoy de acuerdo con eso.

—De hecho, para poner un ejemplo, la CGT pegó el grito en el cielo porque dijo que si se legaliza va a necesitar más recursos para que las obras sociales puedan afrontar nuevos gastos.

—Bueno, es una discusión eterna. No nos vamos a poner de acuerdo. ¿Terminamos?