Aberrante | Enfermero de una clínica salteña abusó de una paciente anestesiada

La mujer denunció que el sujeto la engañó y drogó. Luego abusó de ella. El enfermero confesó y quedó imputado.

El fiscal de la causa, Federico Obeid, imputó ayer martes al enfermero bajo la carátula de abuso sexual gravemente ultrajante. El hecho tuvo lugar el 15 de marzo del año pasado.

Según se pudo comprobar, el sujeto que trabajaba en una clínica privada salteña, abusó de una paciente a la que además le administró Lorazepam para sedarla. Antes la había engañado asegurándole de que se trata de un protector gástrico.

Todo habría quedado registrado por las cámaras de seguridad de la Unidad de Terapia Intensiva, pero el enfermero se encargó de taparlas. Esa acción comprometió más su relato. Al final terminó aceptando la culpa.

Según la denuncia de la víctima, cuando recuperó la conciencia sentía dolor en la zona genital. Luego la revisó un médico que le confirmó que había sido abusada sexualmente.

Finalmente, y frente a todas las pruebas recabadas, Obeid solicitó que la causa se eleve a juicio.