Un medio nacional planteó a un variado arco de consultores interrogantes vinculados a la elección que se vienen. Los expertos respondieron y al hacerlo hablaron de las dificultades que enfrenta la fórmula que integra el salteño.

A 21 días de las PASO, el diario Clarín les planteó a 21 consultores una serie de interrogantes-disparadores: ¿se profundiza la polarización? ¿Cómo está el escenario entre los Fernández y Macri-Pichetto? ¿Puede crecer la fórmula Lavagna-Urtubey? ¿El balotaje se adelanta a la primera vuelta? ¿Hay un voto oculto que no sale en los sondeos y esconde alguna sorpresa?

Los consultores que respondieron son de empresas y perfiles diferentes. Algunos, como Aurelio son consultados por el Gobierno; otros como Haime y Del Franco miden para la campaña K; y otros son de firmas más chicas, pero con mucha presencia en esta elección como Synopsis y Opinaia. El listado completo es el siguiente: Mariel Fornoni (Management & Fit), Federico Aurelio (Aresco), Sergio Berensztein (Berensztein), Hugo Haime (Hugo Haime & Asociados), Analía del Franco (Analía del Franco Consultores), Lucas Romero (Synopsis), Pablo Mandia (Analogías), Juan Mayol (Opinaia), Nicolás Solari (Real Time Data), Celia Kleiman (Polldata), Gustavo Marangoni (M&R), Raúl Timerman (GOP), Jorge Giacobbe (Giacobbe & Asociados), Gustavo Córdoba (Gustavo Córdoba & Asociados), Facundo Nejamkis (Opina Argentina), Federico González (Federico González & Asociados), Martín Romeo (SOLO Comunicación), Martha Reale (RDT), Pablo Romá (Circuitos), Facundo Mordasini (CIGP) y Sebastián Lopes Perera (Marketing & Estadística)

¿Cuáles son los puntos en común de la mayoría?

1) La elección se polarizó y posiblemente en las PASO, entre el kirchnerismo y el macrismo sumen 80 puntos o más.

2) Alberto Fernández se mantiene arriba en intención de voto, pero Mauricio Macri se acercó y el escenario está abierto. Los que más distancia les dan a los K hablan de 7 u 8 puntos. Los que mejor performance ven en el Gobierno hablan de empate.

3) Roberto Lavagna no levanta por ahora, perjudicado por la grieta. Casi todos lo ubican debajo de los dos dígitos.

4) Si se mantiene la tendencia, se adelantarán las decisiones. Las PASO serían una suerte de primera vuelta y las generales, una especie de balotaje. Así, o Fernández o Macri podrían quedar consagrados en octubre.

5) No se vislumbra un fenómeno extendido de voto vergüenza o voto oculto, pero ante la polarización y la paridad, cualquier movimiento de este tipo, por más que sea menor, puede resultar decisivo.

Uno de los consultores de mayor renombre – Federico Aurelio – también dijo de Lavagna lo siguiente: “A Lavagna en la Primaria lo vemos prácticamente invisibilizado, difícilmente pueda tener un gran movimiento a no ser que encuentren alguna genialidad de campaña».

Hugo Haime fue un poco más optimista para con la fórmula que integra Urtubey. Lo hizo al resaltar al sector de la población desinteresado por la política: «Puede haber sorpresas en relación al clima que se esta generando de que todo está empatado. En este sentido pienso totalmente distinto a los que postulan la idea de la espiral del silencio (el supuesto de que la gente se sube al carro ganador influida por los medios). Hay que pensar también que la gente desinteresada en la política es reacia a contestar encuestas. Allí hay una parte importante de votantes potenciales de Lavagna y Espert que pueden no estar contestando encuestas hoy, resaltó».