A Suriani la defensa de la vida no le importa cuando hay negocios en juego

A pesar de las protestas de los vecinos por la posible contaminación, el diputado provincial anti abortista no se expresa sobre los negociados de antenas telefónicas que impulsan su hermano y el concejal Castillo.

El diputado provincial del PRO, Andrés Suriani, no se refiere al negociado de las antenas que impulsa su partido junto al concejal Alberto Castillo y su hermano Mariano Suriani, miembro del Ente Nacional de Comunicación (Enacom).

Castillo presentó un proyecto de ordenanza que será tratado hoy en el Concejo Deliberante con tratamiento preferencial y en el primer punto del Orden del Día. La iniciativa busca establecer una nueva regulación para la instalación y mantenimiento de las estructuras soporte de antenas y radiocomunicación.

Hace pocas semanas, Nuevo Diario informó que el proyecto de Ordenanza surge a petición del Enacom y en el que estaría vinculado el hermano del diputado Suriani (PRO). El matutino aseguró que se trata de un “negociado” realizado con el fundamento que la ciudad tiene una deficiente cobertura de comunicación por celular y faltante de conectividad para Internet.

Se trataría de un negociado para la municipalidad y privados que no respetaría la recomendación de no instalar antenas para los servicios de telefonía a menos de 500 metros de las viviendas para no exponer a los habitantes a las radiaciones generadas y los riesgos de contraer cáncer, en muchos casos comprobados.

Andrés Suriani está muy vinculado a Castillo, y hasta el momento hizo caso omiso a las familias que protestaron por la posible contaminación que traería la instalación de tantas antenas en la ciudad. Hoy habrá una marcha llamada “Sí a la Vida, No a la instalación de Antenas” que se realizará fuera del Concejo Deliberante desde las 16.30.

Se burla de Diputados

Suriani anoche en la Cámara de Diputados pidió disculpas por sus dichos contra la comunidad homosexual y la violencia de género y luego dijo que seguía pensando lo mismo. En El Tribuno, el diputado aseguró que que su opinión sobre la ideología de género y las ONG no había variado ya que las disculpas habían sido sólo para sus colegas. Es decir que sólo dijo lo que dijo para «zafar».