A pesar de las muertes de mujeres por abortos clandestinos, Cargnello pidió «que no haya dictadura» a favor del proyecto

El arzobispo salteño habló tras la procesión del Perpetuo Socorro y les solicitó a los senadores que voten en contra. 

Al igual que la vicepresidenta, al hablar del aborto la Iglesia Católica pareciera estar en una realidad paralela en la que sus convicciones pasan por encima a los datos de la realidad. Sin importar las muertes por abortos clandestinos, ambas se expresan «a favor de la vida» y presionan para que el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo no se apruebe en el Senado de la Nación.

Este fin de semana, tras la procesión del Perpetuo Socorro, el líder de la Iglesia en Salta, Monseñor Mario Antonio Cargnello volvió a pedir que la ley del aborto legal no sea aprobada.

Según informó Nuevo Diario, el religioso le pidió a los senadores nacionales «que no vendan su conciencia, que sean capaces de respetar la verdad, que va a hacer a nuestra patria soberana y no una empresa al servicio de otras empresas”, y que “sean capaces de ser libres, que decidan solo frente a su conciencia y con su conciencia frente a Dios. Y si son cristianos frente a Jesús, y son católicos que sepan que está a su lado».

“Que (los senadores) se dejen iluminar por la verdad, si hay vida y la ciencia dice que hay vida humana desde la fecundación, que soberanía puede haber en un país que no deja nacer a niño que empieza a gestarse. La vida siempre es más importante que el dinero. La dignidad de un pueblo se mide por el cuidado de la vida, sobre todo cuando está indefensa. Si miles de abogados han dicho que es inconstitucional la ley como está presentado que se dejen iluminar por la verdad, que no haya presiones ni dictadura. Que podamos mostrarnos como un país soberano, no vendido al mercado. que no haya dictadura”, dijo Cargnello.

Una extraña defensa de la vida

La postura de Cargnello y de Michetti resulta extraña, ya que su defensa de «la vida» y su posición contraria a la ley de interrupción voluntaria del embarazo parecen chocar ante los datos de las muertes de mujeres por abortos clandestinos. En marzo pasado, el Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico aseguraba que la media de la mortalidad materna en la Argentina por abortos clandestinos se ubica en 4 de cada 10.000, mientras que en Salta la cifra alcanza a 8. Agregaba que las muertes maternas son más frecuentes en las jurisdicciones donde hay mayores índices de pobreza. Salta encabeza la lista.